12 Junio, 2017 check2me

¿Cuál es la extensión de post más adecuada para nuestro blog?

extensión post

Es una de las preocupaciones más frecuentes, ¿me estaré quedando corto en mis post o, por el contrario, son tan largos que los usuarios no están dispuestos a leerlos?

La respuesta corta es que los post deben tener una extensión que va de las 300 a las 1.200 palabras, pero en ese importante margen hay una serie de consideraciones que debemos tener en cuenta y que tienen que ver con lo que valoran los buscadores y lo que quieren los usuarios.

Qué valoran los buscadores

Cuanto más largo sea un post, más pistas dará al buscador para que pueda indexarlo. Además, al ser muy extenso es probable que trate varias temas relacionados, lo que permitirá utilizar más palabras clave.

Al ser más largo, si consigue retener la atención del usuario, también implicará un incremento en el tiempo de permanencia en la página.

Qué quieren los usuarios

En una época en la que todo funciona tan rápido y los usuarios están saturados de información, no podemos esperar que vayan a dedicar mucho tiempo a nuestros post. Lo más probable es que lleguen a ellos con la única intención de leerlos en diagonal para extraer las ideas principales, a no ser que se trate de información muy práctica que les interese leer en profundidad.

En este sentido, un texto largo, sobre todo si no está bien estructurado, puede echarles para atrás. Y si bien, los buscadores valoran la extensión de los post, también les importa que las tasas de rebote sean bajas y que el usuario permanezcan en las páginas.

Entonces, ¿qué hacemos?

En primer lugar, estudiar el comportamiento de nuestra audiencia, porque lo que funciona para una marca con un determinado contenido, no tiene por qué funcionar para otra.

Un analista nos dirá qué post han funcionado mejor y si hay un patrón en su extensión. Así podremos saber si realmente a nuestra audiencia le interesa un contenido más largo que profundice en los temas, o si por el contrario, prefiere un contenido más conciso

También nos dirá desde qué dispositivos se está accediendo al contenido. Esto es importante, porque no leerán lo mismo los usuarios que acceden desde el ordenador que los que lo hacen desde el móvil, en una pantalla más pequeña y en contextos en los que, seguramente, pueden dedicar menos tiempo al post.

Con estos datos, será nuestra propia audiencia la que nos diga cómo tienen que ser nuestros post, pero siempre debemos tener en cuenta que no debemos forzar la extensión de un contenido si ello perjudica a su calidad. Lo importante es que contenga toda la información que queramos transmitir, que esté bien estructurado y no deje ideas incompletas.

Teniendo esto claro, podremos empezar a aplicar otros aspectos que ayudarán a que el contenido sea indexado por los buscadores y se posicione bien, como las keywords o el linkbuilding, que iremos viendo más adelante. Porque la extensión de un post por sí misma no hace que este sea más relevante, pero si llevamos a cabo una estrategia de contenido en la que tengamos en cuenta al usuario, la calidad, el SEO y la difusión, nos ayudará a cumplir nuestros objetivos de marca.

Etiquetas: , , , , , ,