7 abril, 2015 check2me

El influencer, el nuevo brand manager

Foto de: Olu Eletu
Influencer nuevo brand manager

Foto de: Olu Eletu

Hace no mucho nos encontramos con una noticia en Vanitatis, blog del corazón de www.elconfidencial.com. Esa publicación, que de hecho ya parecía más un post patrocinado que otra cosa, habla de lo ‘poco’ que le queda a Paula Echevarría para alcanzar el millón de seguidores: 350.000 followers más. En el propio post, comentan que Gala González cobra 450 euros por post teniendo “sólo” 350.000 seguidores, justo los que le faltan a la mujer de Bustamante.

El propio artículo hace referencia a una publicación de la it girl en la que subía una foto con unas zapatillas Adidas personalizadas con su foto. Puede que por la ilusión del regalo la propia actriz subiera la foto sin ningún ánimo de lucro o puede que no. Además del regalo, ¿cobró una cantidad por la publicación? De eso trata este post:

  1. Con la credibilidad que se ha ganado a pulso con su esfuerzo y trabajo, Paula Echevarría, u otros influencers, pueden cobrar por un post, es una forma de ganarse la vida pero, ¿y la reputación del contenido?, ¿no sería mejor tener una estrategia donde marca e influencer ganen? Porque si la marca deja de pagar un post, las zapatillas siguientes serán de otra marca y esa credibilidad irá en contra de los dos:  influencer y marca.
  2. Con el número de seguidores que tiene podría pensar en sí misma como un medio de comunicación. De hecho, sin llegar a un millón de seguidores, la audiencia social de cualquier influencer es mucho mayor que muchos programas de televisión en prime time. Entonces, ¿cómo gestionar correctamente un product placement? ¿Y si en vez de pagar 450 euros/post, trabajan en patrocinar contenidos relacionados, tweets promocionados, etc…? de esta manera conseguirán la meta de un millón y todas las partes ganarán en reputación y cantidad, pero, sobre todo, en calidad.
  3. Paula Echevarría ha conseguido además democratizar y reputar marcas tanto de alto standing, cómo más masivas como los zaras y H&M`s de turno. Teniendo tal credibiliddad, ¿no ganarían todos estableciendo unas relación de largo plazo?, además de conseguir fidelidad sólida de una audiencia ya de por sí fidelizada. El caso de Beckham con H&M o de Zidane con Mango, son ejemplos claros de credibilidad y fidelidad entre audiencia, marca e influencer.

Es decir, ¿puede ser el influencer la persona que ahora mismo conocemos como brand manager? Si, absolutamente sí. Aquí os dejamos una entrevista a la persona que probablemente más sabe de Content Marketing, Seth Godin

http://contently.com/strategist/2015/02/06/you-need-editors-not-brand-managers-marketing-legend-seth-godin-on-the-future-of-branded-content/

Tal vez una de las preguntas y respuestas más relevantes sea ésta:

“What do you think content that builds trust looks like?

I think that it’s human, it’s personal, it’s relevant, it isn’t greedy, and it doesn’t trick people. If the recipient knew what the sender knows, would she still be happy? If the answer to that question is yes, then it’s likely it’s going to build trust.”

Estamos cambiando las tornas….sí. Queremos contenidos de calidad, relaciones profesionales y transparentes entre audiencia, marca e influencer (antes conocido como brand Manager).

La publicidad tradicional es programática y automatizada, el valor está en el contenido y la difusión está en amplificar la marca a través de una estrategia que conlleva una línea editorial e inversión en el patrocinio específico por parte de las marcas junto con los influen…perdón brand Managers.

Paula, Gala y demás bloguers, que hace tan sólo unos meses eran menospreciadas pese al grandísimo trabajo que desarrollan, deberían dar el salto cualitativo pasando por una estrategia que fidelice y amplifique el contenido patrocinado.

Etiquetas: , ,