20 julio, 2017 check2me

Evita que tu publicidad sea bloqueada por los adblockers

Si hasta ahora los adblockers eran aplicaciones que utilizaban usuarios avanzados de Internet, porque requerían una instalación previa, su llegada a Chrome facilitará que cualquier internauta pueda bloquear los anuncios fácilmente.

El objetivo de los navegadores al incorporar estos bloqueadores no es acabar con la publicidad, Google habría perdido la cabeza si estuviera pensando en destruir su principal fuente de ingresos, sino crear un nuevo estándar de publicidad online, no intrusivo, de calidad y respetuoso con la privacidad de los usuarios. Y porque no todo va a ser altruismo, de paso, poner trabas a toda la publicidad que no llegue por AdSense.

Aunque Google no decidirá arbitrariamente qué publicidad dejará de mostrar, toda será medida por los parámetros de Coalition for Better Ads, es evidente que sus propios anuncios cumplirán las reglas para no ser bloqueados. Teniendo en cuenta estas normas, los anuncios que dejarían de verse en Chrome serán los pop-ups, los vídeos que se reproducen automáticamente con sonido y los anuncios que no se pueden ocultar hasta que no pase un mínimo de tiempo.

Precisamente aquellos anuncios que, según el Estudio de la IAB sobre Adblockers en España, son más molestos para los usuarios.

 

Cómo evitar que nuestra publicidad sea bloqueada

En realidad los intereses de Google no son tan distintos a los que tenemos como anunciantes. Google quiere que los usuarios tengan una buena experiencia en su navegador y en las páginas de su red para que no dejen de utilizar sus servicios. Y a nosotros tampoco nos interesa que nuestros potenciales clientes tengan una mala experiencia relacionada con la marca. Molestar al usuario con anuncios que no quiere ver y entorpecen su navegación, no nos va a aportar conversiones, ni va a dar una buena imagen nuestra.

Según el anterior estudio citado de la IAB, los usuarios comprenden que la publicidad es necesaria para poder consumir contenidos gratis en Internet, pero prefieren formatos, como banners y contenidos patrocinados, que pueden ver solo si les interesa. Con este tipo de publicidad, las visitas que se consigan serán, además, más cualificadas, porque no se estará forzando el clic.

Por tanto, la mejor forma de evitar los adblockers es no dar motivos a los usuarios para que bloqueen nuestra publicidad. Esto se puede conseguir:

 

  • Mejorando la experiencia del usuario, por ejemplo, no saturando las webs de anuncios y evitando formatos que aparecen en medio del contenido y dificultan su lectura.
  • No recurriendo a medidas fraudulentas con anuncios trampa que fuerzan el clic, porque molestará al usuario y no nos reportará ningún beneficio.
  • Limitando la frecuencia del retargeting que hacemos.
  • Agilizando la carga de las web con sistemas de precarga de los anuncios cuando aún no están a la vista.
  • Para no hacer que los usuarios consuman muchos datos en el móvil con nuestros anuncios, segmentarlos por acceso con WiFi.
  • Limitando la información que pedimos a los usuarios, es decir, las cookies.
  • Utilizando formatos originales y que llamen la atención.
  • Grandes marcas están llegado a acuerdos con conocidos bloqueadores de publicidad para que den carta blanca a sus anuncios. Puede ser una opción si disponemos del presupuesto necesario, pero debemos tener en cuenta que aunque forcemos a los usuarios a ver nuestros anuncios, estos no nos va aportar ingresos si no conseguimos que la experiencia sea positiva.

 

Contenido nativo: Una buena alternativa para evitar los adblockers

Otra buena alternativa para evitar los adblockers es incluir publicidad nativa en nuestra estrategia de contenido.

Este tipo de publicidad se integra con el contenido, de manera que no resulta invasiva y es más eficaz para llegar a nuestros potenciales clientes, ya que atrae la atención de personas interesadas por nuestra área de actividad.

Al utilizar el contenido como recurso publicitario, también estamos dando más información de nuestra marca al usuario y tenemos más margen para convencerle de nuestro valor.

 

Podemos utilizar tres tipos de publicidad nativa, dependiendo de nuestros objetivos:

 

  • Anuncios integrados con el contenido editorial: Siguen el formato y el estilo del medio en el que se publican, de hecho, suelen estar escritos por los mismos redactores. Es obligatorio indicar que se trata de un contenido patrocinado, pero por lo demás, no rompe la experiencia del usuario en el medio, por lo que es más fácil que acceda al contenido.
  • Widgets de recomendación: Se trata de contenidos relacionados que aparecen al final de un texto que está leyendo el usuario. Al tener que ver con un tema que es de su interés, es más probable que quiera entrar en el enlace que se le presenta.
  • Listas promocionadas: Está posibilidad se da en páginas sin contenido editorial, como Amazon, y consiste en listas de productos relacionados.

 

 

Etiquetas: , , , , , , , ,