23 Marzo, 2017 check2me

7+1 Habilidades imprescindibles en cualquier profesional de marketing

 

En un mundo que evoluciona a una velocidad de vértigo, la transformación de la mayoría de las profesiones se hace necesaria y casi imprescindible en muchos sectores, y en el área de marketing no podía ser de otra forma. En nuestros días, ya no es suficiente con conocer las técnicas tradicionales de venta que se han ido utilizando durante años y que en su medida iban dando los resultados esperados; estamos ante una auténtica revolución del sector digital y se ha hecho esencial tener un perfil polivalente capaz de desempeñar diferentes funciones dentro de las empresas para continuar creciendo profesionalmente.

Para aquellos que han pasado recientemente por algún proceso de selección de personal esta afirmación anterior seguramente les suena familiar y, con mucha probabilidad, han tenido que responder a preguntas sobre nuevas habilidades que, hasta ahora, no se habían asociado de forma directa a su profesión.

En esta situación, lo más aconsejable será buscar el mejor camino para adaptarse a estas nuevas exigencias del mercado y desarrollar cuanto antes las habilidades profesionales que se requieren para poder aprovechar las oportunidades del sector.

1. Análisis

El perfil del nuevo profesional de marketing necesitará conocer las herramientas necesarias para poder medir el retorno de las inversiones realizadas intentando conseguir ventas. Muchas empresas están demandando profesionales con capacidad analítica y formación en este sentido para interpretar qué tipo de campañas son de utilidad y cuáles no están funcionando y por lo tanto deben modificarse. Sin duda, cuanta más información se obtenga mejor se podrá diseñar la estrategia de marketing de la compañía.

2. Desarrollo de contenido y comunicación

Un buen especialista en el área tendrá un papel muy importante en la preparación del marketing de contenidos. A estas alturas ya no hay duda de que el contenido desempeña un papel esencial para informar y formar al futuro comprador. Aquellos que tengan habilidades para comunicar y transmitir mejor la esencia del producto que venden, tendrán también más facilidad para estimular el interés del cliente potencial.

3. Inbound marketing

Los profesionales del sector tendrán que ser capaces de atraer a los clientes de interés a su sitio web. A través de esta metodología de inbound marketing, que mezcla técnicas de publicidad y de marketing teniendo especial cuidado para no ser intrusivas, buscarán el contacto con el cliente desde que inicia el proceso de compra hasta que llega al momento de la transacción definitiva pasando por todas las etapas de maduración. De esta forma, se conseguirá aumentar el número de los contactos, mejorar la percepción de la marca y fidelizar posteriormente a los clientes conseguidos. Las ventajas para la empresa son numerosas y el profesional deberá conocerlas para poner en práctica todo el procedimiento.

4. Investigación

Cualquier campaña de marketing se inicia con una investigación. Por lo tanto, será importante tener esta habilidad desarrollada convenientemente. Conocer hacia dónde van las tendencias de mercado y poder realizar el análisis y las diferentes oportunidades que ofrece este mercado va a requerir conocimientos superiores y herramientas para la investigación que se diferencien de las clásicas consultas en motores de búsqueda como Google. El profesional que conoce estas herramientas se convierte, automáticamente, en un perfil muy demandado por las empresas.

5. Experiencia de usuario/cliente

Ha costado tiempo darse cuenta de que los profesionales del marketing conocen a la perfección el cliente final y, por lo tanto, pueden aportar mucho a la hora de diseñar el sitio web de la empresa que el mercado de destino espera encontrar. Normalmente, los diseñadores están centrados en ofrecer su mejor propuesta creativa y no tienen la perspectiva de lo que está solicitando el usuario. Una buena transmisión de esta información al equipo de diseño para conseguir mejorar la experiencia de usuario sin duda será una habilidad esperada en un buen profesional del marketing.

6. Comprensión del cliente

Una habilidad no menos importante consiste en tener un conocimiento lo más cercano posible de lo que el cliente espera del producto y de la marca. Para ello, es muy importante saber trabajar de cerca con el equipo de ventas para que fluya la información entre ambas partes. A partir de ahí, se podrán generar contenidos desde el área de marketing que faciliten y acerquen al consumidor a la compra final. Llegar a conocer el proceso de búsqueda que hace un cliente para realizar una compra será una gran ventaja para anticiparse a sus necesidades y poder proponerle opciones que le faciliten el proceso y llegue antes a realizarla.

7. Móvil

Ya no hay duda de la consolidación del teléfono móvil como herramienta imprescindible en nuestra sociedad. El crecimiento imparable de móviles y la multitud de aplicaciones que se van desarrollando para utilizarlas desde este dispositivo hace imprescindible conocer todas las tácticas posibles, en el área de marketing, que son aptas para utilizar mediante esta vía. Propuestas basadas en la geolocalización, mensajería a través del móvil y otro tipo de acciones que un profesional avanzado podrá poner en marcha para atraer nuevos usuarios hacia la marca.

8. SEO

A pesar de los constantes cambios en el algoritmo que realizan los buscadores como Google para establecer el posicionamiento de las páginas web en los resultados que ofrecen, la importancia que tiene seguir realizando SEO no ha disminuido y continúa siendo uno de los factores más relevantes para conseguir aparecer en los primeros puestos. Saber combinar esta práctica, junto con las campañas de pago que de forma paralela vaya lanzando la empresa, será un plus para los expertos del área de marketing. El SEO sigue vivo y el mercado solicita adaptación a sus constantes cambios.

En definitiva, los profesionales en este sector tendrán que ir adaptándose a las nuevas exigencias y mejorar sus habilidades digitales para continuar aportando valor a las empresas para las que trabajen. Probablemente, a corto o medio plazo se les pida todavía más análisis de datos; la tendencia hacia un control mayor de información de usuario es imparable y se establecerán nuevos procesos para conseguir esta información. De lo que ya no hay duda es de que el aprendizaje continuo será imprescindible.

Etiquetas: , , ,