9 Febrero, 2017 check2me

LinkedIn Ads vs. Facebook Ads

 

 

Cuando pensamos en publicidad digital en medios sociales, siempre nos planteamos la misma pregunta: ¿qué red social se adaptará mejor a los criterios de esta campaña que vamos a lanzar?

Estamos atrapados entre montañas de datos y analíticas y, a veces, resulta difícil hacer una elección acertada. Hoy vamos a ver dos de las redes sociales más conocidas y utilizadas, a priori, por distintos tipos de usuarios, aunque no tenemos muy claro que se descarte por norma a Facebook como plataforma de acciones de empresa a empresa . Observaremos que cada una de ella tiene sus pros y contras y te toca a ti decidir cuál se adapta mejor al mensaje que quieres lanzar.

Facebook Ads

Todos conocemos Facebook, el rey indiscutible del Social Media. Cuenta con más de mil millones de usuarios, por lo que el alcance de un anuncio puede ser enorme. Si lo sabemos enfocar bien, claro.

Con las herramientas que te ofrece Facebook Ads, tienes la posibilidad de elegir a la audiencia a la que quieras que vaya dirigido el anuncio, por este motivo probablemente sea la red social donde sea más fácil amplificar el contenido . Ya sabemos que los medios sociales son dueños de nuestra vida digital: saben nuestra edad, dónde vivimos, qué nos gusta, dónde estamos y también qué deseamos con todas nuestras fuerzas. Esto les permite ofrecernos una audiencia, a priori, perfecta para nosotros. Es una de sus grandes bazas: la segmentación de la audiencia.

Otra de las ventajas de Facebook Ads es su integración con Instagram,. Esto nos permite llegar a una audiencia más amplia y, de este modo, aumentar la rentabilidad de esa campaña que ya habíamos hecho en Facebook.

También tenemos la posibilidad de lanzar nuestro mensaje en un vídeo, formato estrella en esta Red Social. Es una de las tendencias para 2017 y resulta muy efectiva. El contenido visual siempre invita a abrir un enlace.

¿B2B o B2C?

Facebook Ads emplea el modelo de negocio B2C (Business To Customer), es decir, tratar de que el potencial comprador entre en nuestro contenido y haga algo que nosotros queremos que haga, desde descargar una aplicación y hasta comprar un producto. Así, cuantos más clics consiga nuestro anuncio, mayor impacto tendrá para nuestra audiencia y serán menores los costes por clic.

Objetivos en tu ampliación de contenido

En Facebook, podemos elegir hasta quince objetivos distintos para nuestro anuncio, agrupados en tres categorías. Atento, ya que aquí está la clave del éxito de tu contenido patrocinado. En función del objetivo de la campaña, Facebook nos ofrecerá tres recorridos:

1. Tendremos la campaña de reconocimiento o cómo ser visibles en la Red.

2. Campaña de prestigio, para conseguir que se realice una determinada acción por parte de un grupo concreto.

3. Campaña de conversión, que es lo que todos buscamos: generar lead y engagement.

Imagina que quieres posicionar tu marca como una empresa concienciada con el medio ambiente. Tu anuncio debería estar en la etapa de reconocimiento. Aquí es donde promocionarás tu marca y aumentarás su alcance y notoriedad. Lo que quieres es crear afinidad con el consumidor y que este se sienta parte de la filosofía de la empresa. Si tu idea es vender un producto específico o llevar a una descarga de una app, tu objetivo será el prestigio. Y, para promocionar una oferta concreta, utilizarás la conversión.

LinkedIn Ads

Es la red social de los profesionales. No tiene tantos usuarios como Facebook, pero es el sitio donde estar para ser visto como un profesional de este Siglo. Su modelo de negocio es el B2B (Business To Business) y esto, en relación con la publicidad digital, resulta menos atractivo que un negocio basado en el B2C (Business To Consumer).

Uno de los mayores inconvenientes de LinkedIn es el precio por clic. No suele bajar de 3 € y, comparado con Facebook, que a veces no llega ni a 50 céntimos.

LinkedIn tiene la ventaja de que puedes segmentar muy bien tu propuesta y dirigirte directamente a tu audiencia. Pero la realidad es que no es demasiado útil para hacer ventas. Su gran problema es que no tiene tantos usuarios activos como otras redes sociales. Su mejor baza es su capacidad para generar leads de calidad. Y, a la larga, esos contactos se pueden convertir en ventas, que es nuestro objetivo. Pero no te van a salir gratis. En LinkedIn, se paga mucho por clic. Y, al ser tan reducido su número de usuarios activos, cada lead que generemos nos saldrá a precio de oro, pro por contra si el de más calidad respecto a otras Redes Sociales

Como ves, una red complementa a la otra, pero, dependiendo de cuáles son tus objetivos, tendrás que pensar a largo plazo.

Veamos la misma campaña ficticia de antes. Supongamos que queremos posicionar nuestra marca como una empresa concienciada con el medio ambiente. En ese caso, LinkedIn es una buena opción. Aquí no vamos a vender nada directamente ni buscar un clic, sino que queremos reconocimiento y mostrar empatía por la sociedad en la que vivimos. ¿La única pega? El coste por clic. Estos son los grandes problemas de LinkedIn: no tiene una audiencia tan amplia como Facebook y el coste de la campaña es mucho mayor, por lo que llega a mucha menos gente, pero si más cualificada. Normalmente en una empresa quién decide si te contrata o no, es una o dos personas, por tanto no queremos una gran audiencia si no llegar  a esa persona que deciden si entras o no.

Pros y contras de Facebook Ads vs. LinkedIn Ads, para una campaña de reconocimiento

Si tu marca vende un producto muy conocido y masivo, lo mejor, para buscar reconocimiento, es apostar por un modelo de negocio B2C, como Facebook. También es perfecto para que la gente se anime a entrar en tu web, promocionar eventos y compartir experiencias.

Si lo que quieres es mostrar una parte de tu marca o darle valor con información acerca de tu campo de trabajo (pero no de un producto tuyo), LinkedIn ofrece ese reconocimiento por parte de profesionales de tu misma rama. Y eso es muy valioso.

Saca tu conclusión

Todos los profesionales del marketing tenemos claro que, en el contenido patrocinado, tenemos que valernos del experimento de prueba/error. Lo que puede estar muy bien para una empresa puede ser un estrepitoso fracaso para otra.

La mejor manera de aprovechar las ventajas de las redes sociales para posicionar nuestra marca pasará por experimentar con todas las herramientas a nuestro alcance. Y sacar nuestras propias conclusiones.

COMPARTIRShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookBuffer this pageEmail this to someone
Etiquetas: , , , ,