20 octubre, 2016 check2me

Territorios de Contenido, ¿por qué conquistarlos?

 

Son varias, las preguntas que uno se plantea cuando dedica numerosas horas de su tiempo a desarrollar contenido, como cuál es el porqué y para qué de las publicaciones. Si los resultados, además no acompañan, te plantearás el porqué y cómo puedes poner remedio a esta situación.

En muchas ocasiones, el problema tienen un denominador común, y es que tal vez no tengas todavía definido un territorio de marca, es decir, aquella situación o situaciones por las que queremos que asocien a nuestra marca. Teniendo esto claro, será mucho más sencillo definir qué contenidos debes generar para que identifiquen tu marca con esa situación, es decir, que contenido debes de generar para que identifiques:

  • Una marca de coches con seguridad
  • Un marca de bebidas con felicidad
  • Una marca deportiva con innovación

Seguramente, no hace falta ni que te diga las marcas que hay detrás de esta identificación ¿verdad?, tal vez, te surja más de una marca, pero no infinitas. Pues bien, este es el resultado de generar toda una serie de contenidos para posicionar la marca en seguridad, felicidad o innovación.

En este enlace te explicamos cómo se diseña un territorio de contenidos, pero no es el objetivo de este post, lo que quiero que te lleves hoy contigo es el porqué tienes que pensar en los territorios.

Qué son los territorios de contenidos

Como definíamos son aquellas áreas por las que quieres que identifique una persona a tu empresa. ¿Es coto privado para unos pocos privilegiados? No, en absoluto, es solo necesario tener una visión clara de que resuelve tu empresa y cómo quieres que identifiquen tu marca, o si no resuelve nada, que valor aportas, a tus lectores.

Una vez que tengas esto claro, la identificación de estos conceptos son en los que debes de trabajar, por los que la empresa debe crear periódicamente contenidos con sentido y valor para que vayan identificándote con tu territorio, o territorios, no más de tres, porque sino ya empiezan el batiburrillo de contenidos por los que tus lectores se perderán.

Normalmente hay tres tipos de empresas, según tu tipología dará forma a la tipología de tus contenidos:

Si eres un upseller, es decir alguien que sobre un producto obtiene el beneficio en el valor añadido. Cómo por ejemplo, el vendedor de hamburguesas que te pone patatas, bebida, postre, pan de soja, y lechuga confitada con sésamo de zanahoria. Por ejemplo sus territorios en los que debería generar el contenido podrían ser: comida saludable, comida para gourmet, o simplemente hamburguesas.

Si por el contrario eres un crosseller, es decir quiero vender de todo, en esto El Corte Inglés es el rey, es decir además de la hamburguesa, te vendo bandejas, cuberterías, sales de fruta, una barbacoa, un barril de cerveza, el grifo, los hielos, y los vasos, el territorio debería de ser cada uno de los productos que venden y sacar un concepto que unifique esta multioferta, cómo puede ser, ya es primavera, ¿te suena? Es decir todo lo que necesiten tus clientes para esta estación lo van a encontrar en tu oferta. Evidentemente la inversión en territorios, porque la competencia es descomunal, debería de ser mucho mayor a otras tipologías de empresas, a no ser que tu producto sea increíblemente diferenciador, que normalmente esto viene dado por la innovación.

En este caso vemos que a mayor especialidad obtengas, mayor será tu capacidad de encontrar un hueco en tu mercado, que es el último grupo a definir:

El ultra especializado, donde todo el contenido debe iterar sobre un mismo territorio, cómo por ejemplo jardinero, el territorio podría ser jardinería en ciudades, y absolutamente todo el contenido, y trabajo, debe ser en mejorar cada día llegando a la ultra especialización. Cómo por ejemplo, jardinería urbana, cómo poner un huerto en tu casa, como plantar tomates en la azotea, cómo acondicionar tu azotea, cómo mantener la azotea a 40 grados a la sombra y que no mueran tus plantas, así en una interminable lista de consejos para tus lectores. Si eres autónomo, o tienes una empresa que su organización son pequeños grupos de personas autónomas, es la linea ideal en la que explorar territorios.

Cuál es el beneficio gracias a tener definido un territorio de marca

Son varios los beneficios, además del ya mencionado que te asocien a una idea, además puedes:

Impedir que te invada la competencia. Date cuenta que Google y Facebook, son dos de tus principales fuentes de tráfico, sobretodo Google, si tus usuarios preguntan al buscador correspondiente, sobre cosas relacionadas con tu negocio, a más palabras clave, más temáticas abordadas dentro de tus territorios seleccionados, el propio territorio de contenido se verá colonizado por ti. ¿Tan categórico? Sin duda es así, imagina por un momento que eres un despacho de abogados y te has especializado en algo muy concreto cómo pueden ser patentes, todas las temáticas asociadas a un mismo territorio cómo pueden ser: registro de marca, registro de patentes, denuncia de patentes, normativas de patentes, serán todas las temáticas que puedes desarrollar para un mismo territorio, que en este caso son Marcas, o identidad de marca. A mejor posicionamiento dentro de tu territorio, menor será el espacio donde tu competencia pueda operar, compitiendo dentro de las primeras páginas, si, he dicho bien primeras páginas de Google.

Por ejemplo algunos un casos de éxito sin duda son:

  • MR. Wonderful, si quieres algo molón solo van a estar ellos
  • Blablacar, si quieres compartir coche solo vas a encontrar a ellos
  • si quieres gafas de sol por internet  y a buen precio tendrás a Hawkers
  • si quieres sándwiches, tendrás a Rodilla, oooppps estos no están en internet, no importa el contenido está en la masa, es decir en tu mercado, independientemente de donde se desarrolle.

Otro beneficio de trabajar tu territorio de contenido es la confianza, si, absolutamente si, CONFIANZA es la palabra que hace de los buenos los mejores. Todos somos buenos de primeras, en un mundo donde ya todo es contenido la confianza se debe ganar siempre dentro de tus territorios, en un mundo donde ya no caben los impostores, las palabras huecas, ni palabras como sinergia porque lo dicen los titulares de periódicos económicos, ya solo caben expertos, empresas con un conocimiento profundo de su territorio, de su materia, en caso contrario irás dando palos a ciegas a la piñata, a ver si aciertas en una de estas.

Gracias a esta confianza, podrás crear una marca, trasmitir un conocimiento, un valor, unas garantías, generar un engagement, es decir unos parabienes que gracias a la tecnología, las plataformas sociales, y las comunicaciones en las que estamos inmersos, nunca podrás alcanzar si no son mediante una única dirección, la del desarrollo de contenido.

Diseñar un territorio de contenido ahorra.

Solo tienes que tener una estrategia, y no tiene porque ser complejísima, con un folio puede ser suficiente, es más no debería ser más extenso ¿Así de sencillo? Si, ¿Y donde está la trampa? Mejor dicho, al dificultad, todo reside en una palabra DETERMINACION. La determinación de hacer con esa hoja tu santo grial por el que debes de seguir hasta que brille por si sola toda tu estrategia de contenidos.

En el corto plazo, probablemente no veas resultados, decir otra cosa, seguramente seríaa engañarte. Pero con una buena estrategia, y un mejor diseño de estos contenidos con unas consecuencias de posicionamiento en este territorio que has diseñado, te permitirá que por ejemplo te ahorres una buena inversión en SEM. Mientras la competencia querrá invertir en Adwords para aparecer en primeras posiciones tu puedes estar bastante más tranquilo porque a la larga tendrás copado tus primeras páginas.

Ojo! Con esto no quiero decir que Adwords no valga para nada, es muy útil, pero si lo optimizas valdrá para mucho más.

Además del ahorro en este tipo de inversiones, podrás tenerlo en otro tipo de inversiones cómo puede ser la publicidad o la ampliación de contenidos, por una sencilla razón, los propios lectores o incluso los inflencers se convertirán en tus embajadores de marca, ¿qué mejor que tener acólitos de tu contenido para defender tus territorio, con capa y espada allá donde estén, así cómo de propagar tu mensaje por los rincones de la tierra. ¿Es exagerado? Piensa en marcas, servicios y ofertas, para asociarlo a una marca, tal y cómo te he mostrado al inicio de este post y tu mismo te responderás, ¿más ejemplos? ¿Un supermercado económico y de calidad? ¿Una tiendas de muebles funcional? ¿Un dentista cerca de casa?. ¿Son todo eso territorios? Si, absolutamente si. Trasladados a Internet, piensa en la experiencia de usuario, el contexto en el que te localizan, el tono con el que hablan tus clientes, y por supuesto con que palabras clave te pueden encontrar, y voilá tendrás diseñada toda una estrategia de contenido a tu servicio para conseguir el territorio de contenido.

¿Es todo oro lo que reluce?

Es difícil conseguir que reluzca, porque nadie regala nada, y más en territorios ya explorado, masificados y explotadísimos, pero siempre hay un nicho, un recoveco, una diferenciación que te permite ahondar en lugares completamente vírgenes, cómo por ejemplo, si vendes bicicletas, tu territorio estará copado por las grandes marcas, pero si vendes bicicletas hechas a medida, ya puedes plantearte una territorio como por ejemplo bicicletas urbanas. Siempre debes de considerar dos opciones ya que el mercado siempre está en continuo movimiento, tus clientes potenciales son siempre infieles y tu competencia es siempre más hábil y siempre tiene más recursos que tu, por lo tanto mantente en constante alerta, conoce tus posibilidades para encontrar tu espacio.

Toda evolución en otros territorios debe ser lo más natural posible, para precisamente encontrar tu territorio de contenido más afín, donde te sientas cómodo para difundir tu conocimiento y así, de esta forma, puedas desarrollar un contenido completamente solvente y creíble a todas las personas que entren en contacto contigo y tu marca.

Etiquetas: , ,