1 diciembre, 2017 check2me

5 Pasos a tener en cuenta para planificar el 2018


Se acerca el año 2018 y todavía tienes pendiente tu estrategia. ¿Aún no has pensado en los indicadores clave de rendimiento o KPI’s de tu proyecto? No te preocupes, muchos todavía están dándole vueltas a la medición del 2017, con vistas a la organización y planificación de su estrategia para 2018. ¿Cómo plantearla?

En el mundo del Marketing, establecer una serie de objetivos tanto a nivel comercial como de comunicación es fundamental. Por ello, te proponemos esta pequeña guía, que en 5 sencillos pasos te conducirá al éxito para organizar tu proyecto en 2018. ¿Estás listo? ¡Vamos a por ello!

Desarrollando una estrategia exitosa para 2018 en 5 pasos

En primer lugar, es fundamental que seas consciente de la importancia de los objetivos globales de la compañía. Esto significa pensar a lo grande, no solo en el corto sino también en el medio y largo plazo.

Para establecer estas metas, conviene que pienses, en términos generales, dónde quieres llevar tu empresa en 2018. Respondiendo a esa pregunta general podrás empezar a plantear una estrategia concreta, que llevará a tu organización en una dirección concreta. Gracias a estos grandes objetivos podrás avanzar y ver resultados.

El segundo paso consiste en plantear también objetivos comerciales, muy importantes para garantizar la viabilidad de tu proyecto. ¿Cómo puedes seleccionarlos de forma adecuada?

El paso fundamental es repasar dónde estaba tu proyecto en 2017 y qué posibilidades de generar ingresos trae el nuevo año. Es clave analizar posibles leads, canales de comunicación a trabajar y rentabilizar, así como establecer las vías para hacerlo. Si consigues establecer una hoja de ruta, será mucho más sencillo evaluar los procesos para generar beneficios para tu proyecto, y ajustarlos cuando sea necesario.

Esto tiene mucho que ver con el siguiente paso, que consistiría en analizar la rentabilidad real que han tenido las acciones tomadas a lo largo de 2017. No pienses en números brutos, sino las cantidades netas que has percibido por tus acciones concretas. Analizando los gráficos e informes podrás sacar conclusiones interesantes, que te permitan tomar decisiones con criterio, siendo innecesario improvisar. Esta es una de las claves del éxito, ¿quieres conocer más?

Toma de decisiones ad hoc para alcanzar objetivos

Uno de los pasos más importantes que tendrás que dar en 2018 consiste en establecer KPI’s. Estos deben configurarse a través de cuadros de mando sencillos, que te permitan tomar decisiones ágiles y directas sobre tu proyecto. ¿Por qué son tan importantes?

Los indicadores de gestión te ayudarán a tomar decisiones ad hoc, que se basen en los conocimientos que adquieras en tiempo real sobre tu proyecto. Se trata de analizar todos los datos de interés que puedan servirte para lograr tus objetivos, y que deben cumplir ciertas características.

Los datos, como tales, han de ser medibles, cuantificables, específicos, con un contexto y, sobre todo, relevantes. Esto quiere decir que normalmente manejarás métricas que se sitúan en unas circunstancias muy concretas, gracias a las cuales podrás aprender y mejorar tu planificación. Sin ellos resulta prácticamente imposible mantener un control sobre tu proyecto. ¡No los dejes para última hora y empieza el año con ellos listos!

Entre los datos que más te conviene manejar está valorar los ingresos y costes de tu infraestructura, que te ayudarán a eliminar lo accesorio e invertir en lo necesario. Además, podrás conocer los índices de satisfacción de tus clientes, datos de conversión de tus campañas de Marketing, y análisis de la consecución (o no) de tus objetivos.

Para desarrollar con éxito tus KPI’s, recuerda la importancia de plantearte las preguntas correctas. ¿Sabes cuáles son?

Empieza por analizar lo que quieres medir, dale un sentido. ¿Por qué necesitas ese dato? Una vez te decidas a escrutarlo, considera la importancia de realizar un seguimiento del mismo, hasta obtener unos resultados que sirvan para mejorar tu estrategia. Recuerda que es muy importante analizar solo aquellos elementos que te aporten claves valiosas, y que serás el responsable de revisarlos y supervisar su correcta implementación.

Aquí viene, sin lugar a dudas, el paso más importante. ¿De qué sirve manejar un sinfín de datos si realmente no van a ser implementados? De nada. Por ello, es esencial que todo lo que obtengas de cualquier medición tenga un impacto directo en tu proyecto. Gracias a ello podrás hacer crecer tu proyecto en este 2018. ¡No necesitas esperar un año para trazar nuevos objetivos y empezar a mejorar tu idea!

En conclusión, es muy importante cerrar 2017 analizando lo que se ha hecho, con la mirada puesta en el siguiente año. Con una buena planificación y organización es posible establecer una estrategia ganadora que, apoyada en KPI’s, te reporte datos valiosos y útiles para mejorar tu modelo de negocio. Todo es cuestión de empezar a trabajar y analizar los datos con cuidado. ¡Verás que en poco tiempo comienzas a ver los frutos de tu esfuerzo!

Etiquetas: