9 febrero, 2017 check2me

¿Cómo crear un video de éxito para tus Redes Sociales?

 

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Y si es un vídeo, aún mejor que una imagen. Redes sociales como Facebook o Twitter reproducen los vídeos automáticamente. Y otras redes sociales como Instagram, Snapchat o el propio Facebook permiten retransmitir vídeos en directo. Esto ha contribuido decisivamente a que el vídeo sea un elemento de social media marketing primordial para las marcas.

Todo parece indicar que la consolidación del video marketing ha llegado. Ahora bien, las marcas deben tener muy claro cómo incluir los vídeos en su estrategia de comunicación y qué tipo de vídeos producir.

Lo que las marcas deben tener en cuenta antes de decidirse por el video marketing

  1. ¿Qué objetivos persiguen con el video marketing?

La incorporación de los vídeos a la estrategia de comunicación puede tener su origen en llegar a un tipo de cliente al que hasta ahora no habían conseguido hacerlo. O puede tener como objetivo aportar frescura a los contenidos que ya tienen, demostrando que están al día con las nuevas tendencias. También, pueden perseguir un verdadero punto de inflexión para la marca, logrando una gran viralidad, que se traduzca en un aluvión de visitas web y de compras (la conversión soñada). No son objetivos excluyentes, pero conviene tenerlo claro y no producir vídeos simplemente por copiar a la competencia.

  1. ¿Qué tipo de vídeo van a producir?

Hay determinados tipos de vídeo que impactan mucho más que otros y, como consecuencia, suelen dar mejores resultados. Son los que emocionan y los que hacen reír. Los primeros atrapan a la persona que está al otro lado de la pantalla, creando una conexión emocional entre personas, conectando a personas desde la humanización de la marca. Los segundos hacen pasar un rato divertido a quien lo ve. En ambos casos, existirá un claro deseo de compartir el vídeo vía redes sociales, para que esa emoción y ese buen rato también lo vivan otras personas. Y ayuda mucho que el vídeo sea corto, sobre un minuto si es posible. El problema es que no es nada fácil hacer un vídeo con estas características. Lo fácil es un hacer un vídeo plano, sin emociones. Por eso los que lo logran, consiguen esa viralidad. Sirvan como ejemplos el spot del nuevo Kia Niro (2017) o el anuncio del sorteo de Navidad de 2015.

  1. ¿Con qué recursos cuentan?

Hay que determinar el presupuesto para la producción de un vídeo o de un paquete de vídeos. Va a marcar los recursos materiales y humanos con los que se podrá contar, y por tanto, decidirán la historia que se narrará en el vídeo. No es lo mismo hacer un vídeo para Coca-Cola que para una pyme local. Esto no quiere decir que a mayor presupuesto mejores resultados, pero sí lo pone mucho más fácil, porque se puede optar a mejores recursos en el mercado. En este sentido la creatividad cuenta a favor de los recursos, como es el caso que ya vimos en su momento: Caso de una Pyme haciendo una video serie

  1. ¿De qué tiempo disponen para su producción?

Puede que no haya prisas para realizar el vídeo o puede que sí (llegada de la Navidad, San Valentín, etc.). Por eso hay que ser realistas. Si no hay demasiado tiempo, hay que reducir escenarios, vestuarios, incluso guión. Y ya ni hablemos de producir un vídeo elaborado a base de grafismos o efectos especiales. Todos pueden dar buenos resultados, pero hay que ser coherentes con el tiempo disponible.

Una vez resueltas todas estas cuestiones, la marca debe decidir si la producción del vídeo la asume con su personal o la externaliza. En este último caso, el resultado suele ser muy bueno, y supone una liberación de tiempo de trabajo para sus empleados. Aunque como es obvio, suponen un esfuerzo económico mucho mayor.

Centrémonos en las empresas que no desean o no pueden encargar sus vídeos a otras empresas especializadas. Analicemos qué deben tener en cuenta.

¿Qué aspectos hay que dominar para conseguir un vídeo de éxito?

  1. Una buena cámara que grabe en Full HD o 4K

Actualmente cualquier smartphone de gama alta posee una cámara con estas características. Ciertamente hay muchísimos vídeos en la red muy virales grabados con smartphones. No obstante, lo ideal es utilizar una videocámara Full HD por varias razones. Permite enchufar un micrófono adecuado para la entrada de audio, incorpora estabilizadores de imagen, facilitan la sutileza en los movimientos de zoom y la tarjeta de memoria es mucho mayor que la de un smartphone.

  1. Escenarios que sumen

Hay que decidir varias cuestiones: grabar en interior o en exterior, grabar en un solo escenario o en varios, utilizar un croma o escenarios reales. En todo caso, sean los que sean, tienen que aportar algo al vídeo. Si vamos a hablar de negocios, puede interesar que aparezcan personas practicando networking. En cambio, si vamos a hablar de paz interior, igual interesa un único escenario, en un medio natural, silencioso y bello. Durante una buena parte del vídeo solo aparecerán escenarios, sin gente, quizás con una voz en off o una música de fondo. Por eso es muy importante elegirlos bien, y cuidar hasta el más mínimo detalle.

  1. La iluminación es fundamental

Si vamos a grabar en exterior, debemos aprovechar la luz natural del día, aunque debemos tener cuidado de que la persona que está hablando a cámara no se ciegue por el sol. Un buen recurso para evitar esto, es usar una pantalla que refleje la luz solar, para que ilumine al interlocutor, aunque esté situado opuestamente al sol. Y si vamos a grabar en interior, la cosa se complica un poco más. Debemos recurrir a iluminación artificial, y para ello hace falta unos buenos focos. Cuidado con situarnos demasiado cerca de una pared, ya que se producirán sombras que pueden restar al vídeo.

  1. Buena música en la edición

Una vez poseemos las imágenes, toca montar. Hay que elegir bien las transiciones, los grafismos y la música. La música es más importante de lo que parece porque puede ser el factor clave que haga emocionar al espectador o, en todo caso, que el vídeo le sea simpático, y ayude a su viralidad. Hay multitud de librerías, muchas gratuitas, como la de Youtube.

  1. Una gran historia

Al final, es lo que atrapa al espectador. Puede emocionar, hacer reír, ser divulgativo, resolver problemas… pero que ofrezcan una gran utilidad, y merezca la pena verlo y compartirlo. Esta es la gran clave para lograr la viralidad.

6. Subtitula y uiliza carteleria

Si, aunque es un elemento prescindible, fíjate que por ejemplo el 60% del tráfico de Facebook proviene de móvil. ¿Donde se consume el móvil? en la calle, en el metro, en espacios abiertos donde el sonido no tiene porque ser muy nítido, apoyar el audio con un subtitulo ayuda a fidelizar a tu audiencia

 

 

Etiquetas: , , , , ,