16 noviembre, 2017 check2me

Acciones offline que benefician una estrategia online

El marketing de contenidos offline y las estrategia online viven un importante cambio en un mundo cada vez más globalizado por Internet y las nuevas tecnologías. Las implementaciones y los avances invitan a pensar que las estrategias tradicionales pueden estar algo anticuadas hoy en día. ¿Siguen siendo rentables? La respuesta es sí.

El mundo de la comunicación corporativa sigue estando especialmente influida por los medios de comunicación o mass media que permite alcanzar públicos más amplios, que solo centrándonos  en estrategias online.

Los influencers siguen siendo actores principales en la estrategia online

Acciones de publicity, es decir, aparecer de forma gratuita en la prensa sigue generando muchos impactos a cualquier marca e incluso puede servir como punto de partida para que demos a conocer cualquier tipo de negocio.

Lo mismo ocurre con anunciarse en televisión y radio. Aparecer en prime time puede obligarnos a realizar un gran desembolso económico, pero también nos abre múltiples posibilidades. Podemos segmentar nuestro público eligiendo entre estrategias de marketing extensiva o diferencial en función de nuestros objetivos.

En este sentido, los influencers offline siguen teniendo una gran importancia para cubrir este tipo de necesidades. Hoy en día sigue siendo especialmente rentable la utilización de figuras con una importante carga emocional para patrocinar cualquier tipo de eventos. Al igual que con los anuncios en televisión o radio, las opciones son muy variadas.

Primero, debemos elegir si dicha campaña será exclusiva o con otra empresa. A partir de aquí, se establecerán los objetivos, la calendarización y el presupuesto necesario en función de la finalidad del patrocinio del evento.

Además, dichas celebrities también son muy utilizadas en lo que se conoce como street marketing. Este tipo de estrategia es especialmente efectiva por su carga imaginativa y por provocar un gran impacto en el público objetivo.

La realización de bailes en la calle como flashmobs junto a un influencer provoca un sentimiento de pertenencia del usuario a un grupo y la imagen o reputación de la empresa se ve especialmente reforzada. Por tanto, este tipo de figuras siguen teniendo una importancia vital en todo tipo de estrategias offline a nivel comunicativo.

SEO, SEM y Social Ads amplian el abanico

Sin embargo, esto no evita que sigan creciendo a nivel de Social Media. Sus cuentas de Instagram, Facebook o Twitter generan una gran rentabilidad y multiplican la efectividad de cualquier tipo de acción comunicativa.

Obviamente, existen procedimientos a seguir para evitar que estas acciones puedan ser perjudiciales para la comunicación corporativa de cualquier marca. Para empezar, debemos establecer un vínculo positivo entre la figura que queremos utilizar como altavoz de la compañía y la propia empresa.

Existen dos grandes tipos de influencers. Por un lado, encontraremos aquellos que realizan una función amplificadora. Son especialmente útiles para realizar publicidad pura y dura, es decir, dar a conocer una línea de productos de nuestra propia marca a todos sus seguidores.

Sin embargo, en casos de comunicación de crisis, aquel distribuidor que tenga especialidad función para alcanzar diferentes comunidades de usuarios también puede ayudarnos a superar este bache.

El mundo online también nos abre la posibilidad de apostar por realizar contenido que nos permita aparecer en las primeras listas en buscadores, e incluso realizar campañas de SEM y Social Ads en algunos de los principales motores de búsqueda. Sin embargo, en ningún momento hay que perder de vista todo lo relacionado con lo offline.

Campañas como la de marketing directo, que va desde el típico folleto en la puerta de viviendas hasta intentar aparecer en los exteriores de los autobuses, ponen a prueba nuestra creatividad y es una herramienta muy válida para poder llegar a nuestra audiencia.

Combinar redes sociales con estrategias offline

​Y es que, una estrategia de comunicación digital sólida es aquella que es capaz de combinar las dos plataformas. ¿Cuál es la principal diferencia entre ambas? Aunque puedan parecer muchas, solo existe una: el canal.

Las herramientas online son más amplias en el tiempo, mientras que las offline tienen una temporalidad más marcada. En cambio, el tono, el mensaje e incluso la audiencia son exactamente las mismas.

Vincular los dos tipos nos permitirá llegar a un público más amplio, y por tanto, diversificar los diferentes impactos que podemos conseguir para nuestra marca. Para las estrategias de tipo offline se requerirá contar con una importante red de contactos para poder lograr acciones de publicity mencionadas anteriormente y tener acceso a los principales medios de comunicación.

En cambio, en el terreno de Internet quizás no es tan necesaria esta vertiente de relaciones públicas, pero sí que es necesario ser vivo y capaz de anticiparse a los cambios en un entorno tan dinámico.

Ser capaz de aprovechar los puntos positivos de ambas herramientas de marketing de contenidos será la principal vía para poder lograr nuestros objetivos a corto y largo plazo a nivel de comunicación corporativa en nuestra empresa.

Etiquetas: , , , ,