21 abril, 2016 check2me

La importancia de definir tus territorios en Marketing de Contenidos

Definir, uno o varios, territorios en los que te quieres posicionar, sin duda alguna, ha de ser el punto de partida de cualquier estrategia de Marketing de Contenidos que se precie. Tener claros los valores por los cuales quieres ser reconocido por tu audiencia es fundamental para dar visión y proyección a tus propios contenidos, pero no sólo eso, además, te ayudará a despejar muchas incógnitas del tipo ¿de qué escribo?, ¿cómo lo escribo? o ¿para qué lo escribo?.

Pero vayamos por partes, antes profundizar en esto quiero que entiendas qué es un territorio.

Para que hacer una buena definición si encontramos aquí una inmejorable de Fernando de la Rosa, de Titonet.com, Los territorios de marca son aquellos lugares o aquellas situaciones en las que queremos que los consumidores nos asocien”, por ejemplo Volvo = seguridad, CocaCola = felicidad, Apple = innovación o Nike = superación.

Pero si hay algo, realmente importante, que has de entender es que el posicionamiento es una consecuencia directa de hacer un gran trabajo con el contenido en el territorio definido.

¿Por qué es importante un territorio?

Sencillamente porque sirven para asociar un pensamiento o una idea a una marca,, algo fundamental en el Marketing de Contenidos, o a una situación concreta. Así por ejemplo si somos una cadena hotelera de la costa, y queremos posicionarnos en un territorio como bienestar, algunas de las primeras ideas que se nos vendrán a la cabeza serán: playa, amigos, piscina, tumbona, cerveza, bikini, bronceador, sol etc. y del mismo modo, para se puede aplicar cualquier otro sector, marca, producto o servicio.

La importancia del territorio, en Marketing de Contenidos, reside en que a partir de éste, se articula toda la estrategia, por tanto, es una de las decisiones estratégicas más importantes ya que condicionarán tu posicionamiento en el mercado.

¿Cómo se definen los territorios?

Probablemente existirán muchas metodologías para definir los territorios más adecuados para una determinada marca, sin embargo, hay una serie de pasos que son comunes y que nosotros utilizamos con todos nuestros clientes:

  1. Identifica los productos o servicios que quieres poner en el mercado. Si por ejemplo tu marca es Nivea, sus productos serán cremas y lociones corporales, faciales, solares, desodorantes y geles de baño.
  2. Analiza los beneficios funcionales y emocionales utilidad de dichos productos. Siguiendo el ejemplo anterior, los beneficios funcionales serían hidratación, frescura, piel suave… y los emocionales belleza, confianza, autoestima etc.
  3. Por último, define los territorios por los cuales quieres que se reconozca tu marca. En el caso de Nivea, tal vez, el principal territorio es el de posicionarse como expertos en el cuidado de la piel.

La definición de los territorios te permitirán diferenciarte de tu competencia, y acercarte a tu Buyer Persona, es decir a las personas que son potenciales clientes, y a los potenciales embajadores (Influencers) de tu oferta,

¿Y después qué?

Una vez identificado el territorio o los territorios, por los cuales queremos que nuestra marca sea reconocida es el momento de comenzar a trabajar en el posicionamiento. Para ello, el primer paso será identificar aquellas palabras clave que mejor se adapten a nuestro territorio y en este sentido, contar con herramientas como Google Keyword planner, Keywordini, Keywordtool y SEMrush se antoja imprescindible.

Teniendo claras cuales son las palabras que mejor se adaptan a nuestra empresa, nuestros productos o servicios y los territorios en los que queremos posicionarnos llega el turno de trabajar el contenido. El primer paso, será estructurar el contenido en cuatro ámbitos:

  1. Contenidos de marca: serán aquellos que ayuden a reforzar el ‘claim de la marca’
  2. Contenidos de producto o servicio: comunicación específica de productos, en la que se detalle la propuesta de valor.
  3. Casos de éxito: piezas de contenidos que recojan la experiencia de nuestros clientes, algún micro evento etc.
  4. Content Curation: Enlaces y noticias externas que complementen en valor a nuestros territorios a través de contenidos de terceros.

La cantidad de contenido producido de cada una de las categorías, dependerá principalmente de la disponibilidad para generar dicho contenido, y también de si la empresa tiene estructurado un plan de qué hace en cada medio o red social. Será fundamental acompañar todos esos contenidos de una propuesta gráfica que transmita coherencia entre la marca, el producto, los beneficios y los territorios.

Si además, tienes intención de colaborar con influencerscontar con toda esta información te va a facilitar la elaboración de un buen briefing. En él podrás incluir aspectos como el producto que quieres promocionar, los territorios en los que deseas posicionarte, las palabras clave definidas y una pequeña descripción del producto o servicio.

En el caso de que tu público objetivo sea el de empresas B2B, explorar en el territorio, además de diferenciarte de la competencia, te va a permitir humanizar el servicio. La experiencia de usuario y las ventajas competitivas, por tanto, se impondrán frente al precio y al trato poco personalizado.

En Conclusión: El Territorio te ayudará a definir donde quieres que te identifique las personas a las que te diriges, para posteriormente trabajar en el posicionamiento orgánico por palabras clave. Explorar los territorios, te permite diferenciarte de la competencia, y poder desarrollar un plan estratégico completo bajo unas premisas perfectamente definidas.

Etiquetas: ,