16 octubre, 2017 check2me

La importancia del Cultural Branding y cómo afecta a nuestra estrategia

Cuando los consumidores eligen a una marca ya no solo se fijan en el producto en sí, que podrán encontrar con similares características y precios en la competencia, sino que se preocupan por saber qué tipo de comportamientos e ideologías están apoyando con su dinero. Por eso, el Cultural Branding es tan importante y sirve para establecer una conexión más humana y duradera entre la marca y sus clientes.

La cultura que rodea a la marca muestra al mundo sus creencias, actitudes y acciones ante determinados temas que no son puramente empresariales, como su compromiso por la mejora de la sociedad, del bienestar de las personas o con la conservación del medio ambiente.

Se trata, en definitiva, de poner en contexto a la marca y reconocer que no puede ser ajena al mundo que le rodea si quiere tener credibilidad. Pero en cuanto se posicione, es muy probable que la marca también empiece a perder apoyos, porque como ya sabemos, es imposible contentar a todo el mundo.

 

Riesgos del Cultural Branding

Una marca puede decidir no arriesgarse a mostrar abiertamente sus opiniones ante determinados temas para no crearse enemigos. Pero esta falsa neutralidad, también puede dar la sensación de falta de transparencia y hacerle perder oportunidades de conectar con su público.

Y si decide posicionarse, es importante que antes se asegure de que sus opiniones están alineadas con las de su audiencia. Si vas a perder adeptos, mejor que no sea entre tus potenciales clientes.

En la era Trump, ya son muchas las marcas que han entrado en la lista negra de algunos consumidores por apoyar al presidente. O si nos vamos a un ejemplo que nos toca más de cerca, es previsible que algunas empresas se encuentren con problemas por haber declarado su apoyo a la independencia catalana. Sin embargo, también estarán afianzando su relación con personas que defiendan sus mismas ideas.

A veces también se busca apoyar temas que pueden llegar a resultar polémicos, como el matrimonio homosexual o el feminismo, porque se sabe que a pesar de recibir críticas, dan una imagen moderna de la empresa acorde con la forma de pensar de los nuevos consumidores.

En estos casos, se trata de decidir si compensa tomar partido en temas controvertidos y si es coherente hacerlo teniendo en cuenta los valores de la marca, pero también hay creencias que las empresas pueden aprovechar en su Cultural Branding sin correr tantos riesgos, como la ética empresarial, el apoyo a la tecnología o la reivindicación del diseño en el producto.

 

Cómo afecta el Cultural Branding a la estrategia digital

La cultura de marca es lo que da cohesión a la compañía, y esa unicidad no se puede romper en ninguna de las partes que conforman su estrategia de marketing. Por este motivo, lo digital debe tener siempre presentes los valores y creencias de la empresa al actuar.

Se trata de que haya una coherencia en todas las acciones que realiza la empresa. No puede ser que nuestra marca defienda una serie de valores en uno ámbitos y los olvide en otros.

Además, lo digital toma aquí una especial importancia al servir de canal de escucha de las opiniones de los clientes. Tanto si nuestras acciones les gustan como si no, lo manifestarán a través de sus redes sociales o foros. Monitorizar estos canales, nos dará una valiosa información que no es tan accesible por otras vías.

Etiquetas: , , , , ,