12 octubre, 2017 check2me

¿Cómo saber si tu estrategia de contenidos está funcionando?  

 

¿Cómo saber si tu estrategia de contenidos está funcionando? Si existiera una relación directa entre hacer marketing de contenidos y conseguir ventas, sería muy sencillo saber si nuestra estrategia está funcionando o no, pero en la mayoría de las ocasiones, el efecto no es inmediato, por lo que no es tan fácil de analizar. E incluso aunque lo fuera, si no estuviéramos consiguiendo ventas, también tendríamos que saber en qué estamos fallando.

Por todo ello, es importante establecer, junto a nuestra estrategia de contenidos, una serie de KPIs a analizar y unas estimaciones de lo que esperamos conseguir en cada uno de ellos. Tener unos objetivos marcados desde el principio con los que comparar nuestros resultados, es lo que nos dirá si vamos por el buen camino o debemos replantearnos nuestro trabajo.

 

Aumenta el tráfico a nuestra web

Una buena estrategia de contenidos hará que aumente el tráfico a nuestro site. Si no lo hace es posible que no estemos utilizando los canales en los que se encuentra nuestro público objetivo, que no hayamos logrado captar su atención o no estemos haciendo un buen trabajo de SEO.

Pero aunque el tráfico crezca también tendremos que comprobar si está cualificado, ya que no nos servirá de nada conseguir muchos clics a nuestra web si no son de personas a los que pueda interesar lo que estamos ofreciendo.

 

Crece nuestro engagement

Podemos analizar el compromiso con nuestros contenido en función del número de interacciones que genera, ya sea en el site o en redes sociales. Pero no siempre los usuarios van a dejar un comentario o un like, por lo que hay otros indicadores que podemos tener en cuenta para ver si nuestro contenido está resultado interesante, como el tiempo de permanencia en la página, el número de sesiones, la tasa de rebote, el número de páginas vistas o los enlaces externos que estamos consiguiendo.

Que nuestro engagement no crezca es un indicador de que no nos estamos dirigiendo a la audiencia correcta o no hemos sabido hacer contenidos que sean de su interés.

 

Conseguimos conversiones

Son la métrica por excelencia, pero no siempre es tan sencilla de analizar. Es posible que el usuario vea nuestra web, pero termine comprando en una tienda física, que no sea él el que termine el proceso de compra o que no se registre, pero esté interesado por nuestra marca. De ahí que otras métricas como el tiempo de permanencia en la página o las veces que vuelva a entrar en ella, nos puedan llegar a dar información más relevante.

Pese a ello, si el objetivo de nuestra página es conseguir una determinada acción del usuario y no la estamos logrando, tendremos que ver en qué punto está abandonando el proceso y sus posibles explicaciones. Sabiendo si se trata de una cuestión de complejidad, de entendimiento, falta de confianza o de una mala experiencia de usuario, podremos hacer los cambios necesarios para mejorar está métrica.

 

Ver lo que está consiguiendo la competencia

Hay datos a los que solo tienen acceso los administradores de las páginas, pero mediante herramientas, como SEMRush o SocialBakers, podemos saber el tráfico que está consiguiendo nuestra competencia y el éxito que están logrando sus contenidos en redes sociales.

Los resultados de nuestra competencia son un buen indicador con el que compararnos, porque se están dirigiendo a una misma audiencia que nosotros, con similares contenidos.

 

Asegurarnos de haber marcado objetivos realistas

Si no estamos consiguiendo lo que esperábamos, a pesar de que esté aumentando el tráfico a nuestra web, este creciendo el engagement y consigamos conversiones, tenemos que plantearnos si los objetivos que habíamos marcado eran realistas o estaban teniendo en cuenta todas las eventualidades posibles, como los descensos de tráfico en ciertas épocas del año o la importancia de hacer publicidad pagada para conseguir determinados objetivos.

Etiquetas: , , , , ,