29 enero, 2018 check2me

¿Qué es RSC y por qué las empresas lo ponen en práctica?

El marketing de contenidos, el SEO, el SEM, las redes sociales, los social ADS, los influencers y la comunicación digital en general forman parte del día a día en Internet. Pero la RSC es el término de moda y el que marcará una nueva forma de trabajar en la red de redes. ¿Quieres saber por qué?

¿Por qué es importante la RSC?

La RSC- responsabilidad social corporativa- consiste en analizar el impacto que la actividad empresarial ejerce tanto en los trabajadores como en la sociedad. Es decir, una empresa pone en marcha su RSC particular para conocer cómo se debe interactuar con el entorno directo de la misma. Se tiene en cuenta el impacto medioambiental, el papel de la compañía en la ciudad y su aportación a la sociedad en general.

Esta estrategia está ligada a la actividad de la empresa, es permanente e implica a los directivos en su estricto cumplimiento. La filosofía de la empresa también cambiará y los beneficios no dejarán de crecer gracias al nuevo impulso recibido por parte de esta preocupación por la sociedad.

La RSC exige poner en marcha una serie de proyectos sociales que se centren en las clases más desfavorecidas. Es necesario invertir todo el tiempo necesario para diseñar hasta el último detalle de cada proyecto y conseguir así la mayor efectividad. Además, sería interesante contar con asesores externos para controlar que el proyecto se cumple y tener siempre la certeza de que los destinatarios del mismo reciben todo aquello que se estime oportuno.

Beneficios de la RSC

1. Mejora la imagen pública de la empresa. ¿No es un placer trabajar en un negocio que tiene en cuenta todo lo que le rodea? Clientes, trabajadores e instituciones locales experimentarán mejores sensaciones con las empresas que adopten la RSC como disciplina.

2. Ayuda a diferenciarse de la competencia. Si una compañía pone en marcha una serie de medidas para invertir parte de los ingresos en los menos favorecidos, por ejemplo, parece más lógico que aumente el número de personas interesadas en ella en lugar de en otro negocio que no hace nada por la sociedad.

3. Moderniza la oferta y atrae clientes. Una estrategia de RSC adecuada provocará que los clientes más concienciados y éticos apuesten por colaborar con tan solidaria empresa. Además, las nuevas generaciones prefieren comprar un producto a alguien que se preocupa por su entorno en lugar de hacerlo donde apenas se tienen en cuenta las necesidades de la comunidad.

4. No es inmediato, pero ofrece resultados óptimos. En un principio puede parecer un gasto innecesario, pero es una inversión más que interesante. A medida que se vaya conociendo la labor social de la compañía, irán aumentando los clientes y los beneficios. Sí, es una estrategia de marketing, pero al menos se consigue hacer algo por los demás.

5. Talento y reputación. Cuando una entidad se preocupa por proyectar ciertos valores y llevarlos a la práctica logra generar una captación de talento y de buenos hábitos. Además, la reputación de la empresa será la mejor gracias a su RSC.

6. Los derechos humanos, el cambio climático y el desarrollo sostenible son los tres pilares a tener en cuenta en cada estrategia de RSC. No olvides que incluso en los informes anuales hay que añadir información referente a estos aspectos.

7. En las juntas anuales ya no solo se habla de números, también se plantean proyectos, se comentan aspectos que preocupan a la empresa y se lucha por crear una especie de “línea editorial” que debe ser seguida por parte de empleados y directivos. Por ejemplo, más del 80 % de las empresas españolas consideran los derechos humanos como parte de su negocio. Más de la mitad tienen un proyecto específico e incluso nombran a la ONU, y a sus principios, como influencia directa a la hora de ponerlo en marcha.

8. La ecología y la sostenibilidad son dos ejes importantes sobre los que ha de girar la actividad empresarial. Tener constancia de que una empresa se preocupa por el planeta es sinónimo de aumento de confianza y de recibir un mayor número de apoyos.

La RSC de cada empresa es la mejor manera de conocer su filosofía y su preocupación por la sociedad, siempre y cuando lo lleven a la realidad.  Cada proyecto pone en marcha una serie de elementos que terminan repercutiendo, directamente, en el aumento de los beneficios.

¿Es marketing indirecto? Sí ¿Es necesario? También. Lo que nadie puede negar es que invertir un porcentaje de los beneficios en RSC es beneficioso para la entidad, siempre y cuando los valores que se apoyen se implementen con acciones que mejoren el estado del planeta, o al menos tengan esta premisa como uno de los objetivos.

Este marketing social, junto al marketing de contenidos, es el futuro. ¿No has adquirido alguna vez productos ecológicos para colaborar con el planeta? Pues lo mismo sucede a con las empresas que quieran hacer de su RSC la estrella polar de su vida comercial.

Etiquetas: , ,