27 septiembre, 2017 check2me

¿Por qué no funcionan tus campañas con Youtubers?

Hacer campañas con Youtubers e influencers nos sirve parar amplificar el alcance de nuestros mensajes, al aprovechar su nutrida base de seguidores y su capacidad para influir en los hábitos de consumo de una determinada audiencia.

Pero dejarnos el presupuesto de marketing en conseguir al Youtuber con más seguidores del mundo, no nos dará beneficios si no tiene influencia entre nuestro público objetivo o no representa los valores de la marca.

De igual manera, tampoco nos servirá de nada si la marca no está dispuesta a respetar la libertad creativa de los Youtubers, ya que los mensajes publicitarios demasiado evidentes no funcionan en esta forma de hacer publicidad.

Esto limita la efectividad de este tipo de campañas a casos muy concretos, sobre todo, cuando nos estamos dirigiendo a millennials en determinados sectores, como moda, belleza o videojuegos.

¿Por qué ha fracasado tu campaña con Youtubers?

Teniendo esto en cuenta, tu campaña con Youtubers ha podido fracasar debido a:

  • No haber pensado en si tu público objetivo sigue a Youtubers o se deja influir por sus opiniones.
  • Has elegido al Youtuber para tu campaña en base a su número de seguidores, en lugar de tener en cuenta si sus opiniones eran afines con la marca o si a través de él podías llegar a tu público objetivo.
  • Has querido controlar demasiado el mensaje que se transmitía, sin respetar la libertad creativa del Youtuber y eso ha provocado rechazo en la audiencia.
  • No has seguido una estrategia. Dar libertad no quiere decir desentenderse del proceso y del resultado, todo debe seguir un plan y hacerse en base a unos objetivos.
  • No has tenido en cuenta si este tipo de publicidad se adapta a tus objetivos. Normalmente estas campañas son muy eficaces para lograr awareness y mejorar la reputación de la marca, pero si lo que quieres es conseguir conversiones directas, es posible que debas plantearte otras vías.
  • Estás pagando muy por encima del ROI que vas a conseguir. Se está llegando a pagar hasta 200.000€ por un vídeo de un Youtuber haciendo referencia a una marca, pero antes de destinar grandes sumas a estas campañas, es necesario valorar si los resultados van a compensar la inversión.
  • No te has preparado para una posible crisis reputacional. Al contratar a un Youtuber vas a vincular sus opiniones con tu marca, por lo que es recomendable evitar a personas que puedan ser polémicas y preparar una metodología de actuación en caso de crisis.
  • No has hecho una correcta medición de la campaña. Monitorizar y analizar la campaña que has hecho con un Youtuber es esencial para poder mejorarla en tiempo real, ver si ha cumplido con tus objetivos y extraer aprendizajes.
Etiquetas: , , , , , , , ,