30 junio, 2015 check2me

¿A quién contrato: Influencers o Celebrities?

Nos ha caído un caso en las manos que hemos decidido compartir contigo porque seguro que es un debate, muy habitual, ¿con quién contamos, con celebrities o con influencers para nuestros contenidos? y la respuesta es: depende.

Para empezar, veamos las diferencias:

Influencer: persona que por su capacidad de liderazgo y conocimiento en una área en concreto, es capaz de influir en la decisión de otra persona.

Celebrity: Además de Influencer en la red, en la mayoría de los casos, persona muy popular que se supone por méritos propios y la sigue más gente de la habitual en toda sus facetas de la vida.

Bien, con estas definiciones de nuestro puño y letra, pasamos a evaluar quién, cómo y en qué momento unos u otros:

Celebrity: En el siglo pasado se conocía por líder de opinión. Si, hay que contar con ellos, dan credibilidad a la marca, y si no, que se lo pregunten a Pastas Gallo, Carbonell, Danone, Nike y así un largo etc.,  ahora vienen los peros:

  1. ¿Pero vale para aplicarlo al mundo red social? Sí absolutamente Sí.
  2. Pero un Tuit suyo cuesta incluso unos cuantos miles de euros, ya, sí ¿y? ¿ Cuánto sigue valiendo una página en un periódico de tirada nacional? La cuestión es cuántos anuncios necesitas para llegar a impactar a la audiencia realmente.
  3. Pero están tan solicitados que su audiencia, que no es nada tonta, sabe que las celebrities no se casan con nadie. Por eso una relación de endorsement, o patrocinio al uso, que sea una relación a medio plazo, todos ganáis.
  4. Pero sus cuentas de seguidores, normalmente, son proporcionales a la de sus cuentas corrientes y evidentemente el caso que van a hacer a un único Tuit, tanto su audiencia como las propias celebrities es muy poco, además qué credibilidad va a tener si no trabajas en una linea de colaboración más estrecha, no dejan de ser influencers, pero con más audiencia y más variopinta.
  5. ¿Pero cuál es mi ROI? a mayor inversión, mayor retorno, y menor CPM, puesto que su engagement es mayor que del resto de mortales. La involucración con la marca suele ser increíble, porque son auténticos profesionales y saben que viven de su palabra y normalmente su fidelidad hace ganar credibilidad a todos. Claro ejemplo: Rafa Nadal, ¿Cuántos años lleva con sus patrocinadores?

Entonces, ¿cómo hay que trabajar con una Celebrity? Con una estrategia. Si consigues que te publique algo está muy bien, pero si consigues tener una relación de exclusividad a medio plazo, más allá de una mención, tendrá una recompensa mayor para todos. La credibilidad será real tanto para la marca como para el personaje famoso y, en consecuencia, entre la audiencia, tendrá adeptos. Nunca nos gustaron los chamarileros que venden de todo, a cualquier precio, al final se vuelve en contra de todos.

Si solo piensas en el número de audiencia con el que cuenta el personaje famoso, porque normalmente son números estratosféricos, que siempre es interesante, ok, adelante, levanta el teléfono, que te atenderán felices de la vida, ¿cuál será tu ROI?

Influencer: A él le va la vida en un contenido patrocinado, mímale, porque te va a mimar, estos son más verticales, con contenido muy afín, nada de hablar de cualquier cosa, conocen su temática mejor que nadie, dan mucha credibilidad a la marca con un único post o Tweet. No tienen tanta audiencia, pero su capacidad de influir es mucho más pro. Una celebrity está igual en una pasarela, como en la tele, como corriendo la maratón de Nueva York, está genial!! pero el contexto, la profundidad del contenido será menor.¿ Problema de audiencia? relaciona contenido patrocinalo. Ayúdale a crecer y te ayudará a tener más alcance social http://iurl.no/b5785  y la profundidad en tu contenido.

Para ambos casos, que necesitas SIEMPRE:

  1. Una estrategia
  2. Una linea editorial
  3. Un contexto
  4. Una relación en el tiempo

Y verás los resultados multiplicarse. Nosotros contamos con un caso extremo de multiplicación de audiencias de un 300%. Más allá de la acción quedó un remanente de un 50% un mes después.

Las celebrities, o líderes de opinión en el Siglo XX, funcionan como cuando se les contrataba para los anuncios de la tele, tienen mucha repercusión, pero igual que en la tele con su imagen por si sola no se alcanzan los GRP`s deseados para llegar al obejtivo, ellos te dan credibildiad, que es mucho, pero requiere muchos impactos al igual que pagarles por un único Tweet que no tiene sentido, requiere una relación estable en el tiempo. Los dos millones de seguidores que tienen no están pendientes de cada Tweet y mucho menos si tienen una actividad alta en Redes sociales, que normalmente es así. Ese Tweet solitario caerá en el fondo de las actualizaciones. Es como tener un castillo de fuegos artificiales y lanzar un cohete a la hora.

Por contra, un influencer, es más “agradecido”, es más vertical, sabe más de su producto y de tu producto, esto ayuda a poner tu contenido en contexto y con una mayor profundidad de servicios. Te permite trabajar el long tail, que en el mundo digital es fundamental, de esta forma los resultados siempre son satisfactorios tanto para la marca como para el propio Influencer.

Etiquetas: , ,