19 mayo, 2016 check2me

Cómo seleccionar palabras clave en marketing de contenidos

 

Montamos una página web para nuestro negocio online y automáticamente pasa a ser uno más entre una muchedumbre de sitios en los que millones de usuarios dispersos por el frondoso bosque de Internet, en su empeño para satisfacer necesidades, inquietudes o caprichos. Para empezar, el escenario parece un tanto desalentador si pretendemos, como es lógico, que el negocio prospere lo más rápidamente posible.

Es entonces cuando irrumpen dos términos que a partir de ahora van a ser determinantes en el éxito o el fracaso del mismo:

El posicionamiento web, ese que logra que Google indexe tus contenidos web otorgándole posiciones de privilegio en los resultados de las búsquedas.

El inbound marketing como técnica de atracción para dar a conocer tu marca, o mejor dicho tus soluciones a todas esas personas que andan pululando por Internet. y en el que se reserva un especial protagonismo  dentro del marketing de contenidos.

Ambos conceptos comparten la necesidad de una correcta selección de las palabras clave, que son un factor crítico para competir en Google con otras páginas que pueden ofrecer similares propuestas informativas y comerciales, esta obsesión de estar en las primeras posiciones en Google es porque el 75% del tráfico de tu blog sigue entrando a través del buscador.

Está claro que a veces actualizar tu blog no tiene como objetivo cualquier usuario, lo que exige desplegar una concienzuda estrategia para diseñar tu buyer persona, que pertenecerá a un nicho de mercado más o menos selectivo en función de las características de tu negocio.

Ahí es donde entramos de lleno en materia: la selección de un perfil de tu buyer persona, intentando emular su esquema de razonamiento en sus indagaciones en Internet, identificar aquellos términos o expresiones con los que normalmente practicaría esas búsquedas antes de producirse el acontecimiento deseado: tener nuestra solución en la pantalla de su ordenador.

Si bien habitualmente se plantea el tema del posicionamiento como el empleo de técnicas SEO para aparecer en la búsqueda de alguien que utiliza determinadas palabras clave, ahora el nudo de la cuestión pasa a ser la selección de las mismas siempre desde la perspectiva de tu buyer persona.

Conceptos relevantes para realizar una buena selección de palabras clave

Como preámbulo, te remarcamos algo que, por el nefasto tratamiento recibido por Google en caso de hacerlo, resulta altamente inconveniente: inundar tu contenido web de palabras clave sin apelar a su coherencia en las frases, movidos por un ansia desenfrenada de llamar la atención al motor de búsqueda. En síntesis, es prioritario en la selección de palabras clave concretar estos conceptos:

Conocerte bien a ti mismo y saber cuáles son tus puntos fuertes, pues en función de ello optaremos por unas keywords u otras.

Definir bien tu buyer persona, e imaginar todas las preguntas que buscará para ofrecer ese contenido que de respuesta a sus preguntas.

Distinguir las palabras que identifican tu territorio de contenidos en tu negocio de aquellas con las que los usuarios va a ser más probable que realicen sus búsquedas. Es un detalle nada intrascendente en una estrategia de posicionamiento SEO.

Los atributos que deben acompañar a tus palabras clave

Hay tres elementos intrínsecos en las palabras clave que debemos esforzarnos en apurar al máximo en su selección, si bien no están vinculados a la actividad de nuestro negocio:

Relevancia: puede darse el caso de que los propios usuarios sugieran las palabras clave, lo que no quiere decir que sean las mejores, pero quizá sí las más adecuadas.

Popularidad: marcada por el volumen de búsquedas que acompaña a una palabra clave y su tendencia.

Competencia: al hablar de búsquedas/mes, es preciso matizar con la competencia que existe para posicionarnos bien en los rankings de Google.

Como norma general, se trata de seleccionar aquellas con fuerte relevancia y un mínimo de competencia, so pena de caer en la trampa de competir por palabras clave “imposibles” que normalmente son las genéricas como zapato, bicicleta, coche, etc… ahí entra en juego algo fundamental en tu estrategia de Marketing de contenidos, y que determinará con que contenido debes actualizar tu blog, el Long Tail.

Situaciones en las cuales resulta capital un estudio de palabras clave

Cualquier página web debe contar con una keyword principal y 5-10 secundarias que maticen la temática. La primera debe reflejarse en el dominio del blog y las secundarias pueden estar destinadas a caracterizar el nombre de las categorías que lo integran.

Veamos situaciones concretas:

– Antes de comenzar con una estrategia de contenidos, conviene dedicar un tiempo a analizar la viabilidad del nicho de mercado al que queramos acceder, y para ello es crucial un estudio de palabras clave que permita tomar la decisión de cuál o cuáles formarán parte, por ejemplo, del nombre de dominio.

– En las tareas de optimización de la estructura general de contenido de un blog, básica en marketing de contenidos, para garantizar la máxima visibilidad en Google. Las decisiones tomadas pueden servir para ciclos incluso de uno o dos años.

– En las tareas de optimización de las sucesivas entradas de publicaciones en el blog, lo que puede significar que un par de veces semanales se requiera un estudio de palabras clave, según el interés que vayas suscitando a tus lectores

El valor añadido de las long tail keywords

La fórmula de long tail keywords o palabras clave de cola larga con más efectiva que el empleo de palabras genéricas, ya que las integradas por un solo término ocupan un área con masivo volumen de búsquedas, pero altísima competencia, lo que reduce mucho la probabilidad de que produzcan conversiones.

El empleo de Google Keyword Planner

Google Keyword Planner es una eficaz y gratuita herramienta implementada por el gigante californiano para apoyar en la planificación de las palabras clave surgido como una combinación de sus antecesoras Keyword Tool y Traffic Estimator.

Obviamente, su funcionalidad va especialmente destinada a la puesta en marcha de campañas publicitarias de pay per clic con Google Adwords, el instrumento de Google por antonomasia para practicar el search engine marketing (SEM).

En consecuencia, un requisito ineludible para trabajar con Google Keyword Planner es tener una cuenta en Adwords. Es posible aplicar aquí cualquier cuenta dentro del paquete de Google (AdSense, YouTube, Gmail o Google+), simplemente aportando como datos adicionales el país, el huso horario y la divisa elegida para operar en las campañas.

La forma de trabajar de Keyword Planner es sugerir ideas sobre qué palabras clave pueden ser adecuadas en función de tres aspectos:

– Términos que consideramos representativos del objeto de nuestro negocio.

– Página web destinada a recepcionar el tráfico obtenido (llamada landing page o página de aterrizaje).

– Categorías del producto o servicio que vendemos.

En este video tienes un tutorial de como manejar Google Keyword planner

Como puede comprobarse, un negocio online exige prestar mucha atención a todos los aspectos que configuran la técnica del posicionamiento, entre los cuales hemos repasado todo lo relacionado con las palabras clave.

 

Etiquetas: , , ,