19 noviembre, 2015 check2me

Comparar Publicidad tradicional con Marketing de contenidos

 

Cuando se compara la publicidad tradicional con el Marketing de contenidos…Espera!! Realmente ¿Se puede comparar la publicidad tradicional con el marketing de contenidos? Lo normal es tomar de referencia modelos conocidos, en este caso la publicidad, pero en estos momentos el Marketing de contenidos, siendo honestos, aunque todavía es incipiente, con los nuevos amigos que están saliendo al Marketing de contenidos cómo Adblock, que de un programa informático se va a terminar convirtiendo en una palabra genérica, y si no al tiempo, el crecimiento va a ser exponencial , e incluso ¿hará tambalearse a la publicidad? Tal vez sí, aunque el ideal es que conviva publicidad, como un “acortador de caminos”, y el marketing de contenidos como el que aporte valor.

De hecho ya en su momento hemos planteado un modelo donde se pueda medir, y comparar todas las acciones con una misma vara de medir el CPM, para facilitar el trabajo a las marcas, para definir ¿Cuánto cuesta el Marketing de contenidos?

Normalmente los expertos se lanzan a hacer listas de predicciones sobre que elementos alterarán las estrategias de las marcas, o que les obligarán a hacer borrón y cuenta nueva en el futuro inmediato. Indudablemente, uno de los entornos en los que más tendrán que trabajar es en el Marketing de Contenidos, un área que ha marcado la estrategia de las marcas de 2015 y que seguirá siendo importante en 2016, sobre todo, debido a la aparición de Adblock, que no es ni más ni menos que una extensión compatible con los diferentes navegadores, y ahora también en los principales dispositivos móviles, que permiten al usuario evitar que elementos de la página web, como por ejemplo, la publicidad, sean leídos y mostrados en la pantalla.

Éste hecho se postula como una preocupación cada vez mayor por las marcas de publicidad y es que la creciente tendencia del uso de bloqueo de anuncios, ya incluso se le ha puesto el nombre de Ad blockers,  que según anunciaba  Clarity Ray en un estudio realizado, el 9% de los anuncios fueron bloqueados de una muestras de aproximadamente 100 millones de impresiones. Además, se estima que 144 millones de usuarios en todo el mundo de Internet tienen actualmente el software de bloqueo de anuncios activos. Esto es aproximadamente el 5 por ciento de todos los usuarios de Internet, aunque en países como Estados Unidos esta cifra alcanza ya los dos dígitos. ¿Cuándo las cifras pasan de dos dígitos es una moda, o es algo que está para quedarse?

Y es que las marcas, deben entender a su audiencia, que pide a gritos no ser interrumpida por anuncios en los canales digitales que frecuenta ni que se le moleste en su experiencia digital. El Marketing, señoras marcas, ya no va de “aparecer en una fiesta muy concurrida y decir: deja de hacer lo que estás haciendo y escúchame”. Esto ya no funciona, y además, incluso empieza a estar mal visto. Lo importante no es aparecer, sino que la audiencia encuentre la marca a partir de generar contenido de valor que responda a problemas de su día a día, lo suficientemente atractivos, como para querer compartirlos con los demás.

Desde hace la friolera que 20 años, en 1996, Bill Gates sentenció: “el contenido es el rey”  y la cantidad de veces que se ha replicado es inagotable, y no les falta razón a todos profesionales que la mantienen viva, y la han ido evolucionado hacia lo que hoy es en día se entiende cómo “el contenido”. Los que entendemos los conceptos básicos del mundo digital sabemos que el usuario no salta de un sitio a otro por azar, sino que lo hacen cautivados por contenidos atractivos y recomendados por otros usuarios que nos hacen querer visitar ese sitio.

Vale, imagina que efectivamente la publicidad se queda en un segundo plano, como hemos visto, y ¿entonces que hacemos? ¿Marketing de contenidos? Pues llámalo como quieras pero evidentemente trata a la audiencia de forma inteligente, donde la creatividad, el contenido y el valor al usuario, no debe ser una tendencia, sino una obligación de todos. Y siendo prácticos un blog en la estrategia de Marketing minimizará notablemente las trabas que nos vayamos encontrando en el camino, según aumenta la tendencia de los bloqueadores de publicidad, y en concreto de banners, como un formato de publicidad tradicional.

Conclusión: Comparar la publicidad tradicional con el Marketing de contenidos es un error, porque deben de ser complementarios, el uno como acortador de caminos y el otro como aportación de valor del producto. Si, se puede evaluar de forma conjunta a la hora de comparar manzanas con manzanas, respecto a un presupuesto y un retorno de inversión. La aparición de los bloqueadores de publicidad, además de ser una amenaza para la industria publicitaria, si es un aliado del Marketing de contenidos para buscar formulas de optimización  a la hora de comunicarse las marcas.

Etiquetas: , , ,