26 octubre, 2014 check2me

Contenidos pagados, propios y ganados

Contenidos pagados, propios o ganados, esta es la base de donde poner el foco en tus estrategias de Marketing. Son vasos comunicantes, entre ellos, pero siempre con el objetivo de llenar  los medios ganados, estos son el boca oreja, el worth of mouth, el vaso que te va a permitir ganar la credibilidad y el posicionamiento de tu marca.

Con la incursión del mundo digital en el marketing y la publicidad nos encontramos con una metodología de trabajo completamente diferente ya que el usuario se ha convertido también en el medio.

Si bien antes se compraban espacios publicitarios para impactar en los usuarios con un mensaje, ahora hay que contar con ellos para saber, qué hablan de nosotros y cómo lo hacen.

Podríamos seguir llenando de teoría este post pero preferimos explicar con un ejemplo práctico, que nos ayudará a entender de qué estamos hablando, la diferencia entre contenido comprado, propio y ganado viendo la importancia del Marketing de Contenidos.

Imagina que tienes un coche de segunda mano y quieres venderlo.

Si sólo nos basáramos en contenido pagado lo haríamos de la siguiente manera:

Diseñaríamos un anuncio, con más o menos gracia, que diría algo así como “Vendo coche de segunda mano por 5.000€ en buen estado y con pocos kilómetros”.

Si además tuviéramos algunas nociones de estrategia creativa y de medios podríamos incidir en mayor o menor medida, es decir, cuanta más inversión y más espacios más posibilidades tendríamos de vender nuestro coche. Sin embargo, nadie nos garantiza el retorno por muchos impactos en usuarios que hagamos gracias al anuncio. Éste que puede haber sido visto en gran cantidad de ocasiones.

Si nos apoyásemos en una estrategia basada en el contenido propio actuaríamos así:

Nos hemos dado cuenta que con ese anuncio no hacemos nada, no hay respuesta y por tanto recurrimos a una estrategia basada en contenido de la siguiente manera:

  • Para que el coche parezca mejor de lo que es en realidad acentuamos las virtudes del coche. Ya no sólo se encuentra en gran estado sino que cada vez que pasa por el taller nos dan la enhorabuena por lo bien cuidado que está.
  • El precio en relación a los kilómetros que le quedan de vida es un chollo. Si lo vendemos por 5.000€ y aún podemos hacer con él unos 100.000 kilómetros, alguno más si lo cuidamos, y restamos el coste de mantenimiento y el combustible, el precio será de unos 0,3€/km. ¿Quién no lo querría?
  • Además podemos hablar del aspecto sentimental. En este coche hemos pasado las mejores vacaciones en familia, al comprador poco le importará pero la parte emocional siempre está ahí.
  • Podemos hacer comparativas. Mira este coche y otros de sus características, año, kilómetros, estado etc.
  • Incluso podríamos incluir las rutinas para demostrar lo bien cuidado que está nuestro coche.

Con estos 5 pasos vamos a enriquecer el anuncio pagado, y seguramente reduzcamos la inversión publicitaria en medios, o mejor dicho optimizaremos la inversión con nuestro propio contenido de calidad.

Si además apoyamos nuestro contenido con contenido ganado, es decir, conseguimos que alguien hable de nuestro coche publicándolo en sus redes y compartiéndolo con sus amigos, en poco tiempo conseguiremos que una gran cantidad de gente sepa que vendemos nuestro coche y además será una oferta fiable pues nos lo ha contado un amigo.

Llevando este último punto al extremo, ¿qué pasaría si en vez de un amigo es Fernando Alonso quien nos lo recomienda porque lo ha probado?, ¿cuánto reducirías tu presupuesto en publicidad?, ¿cuánto optimizarías tu contenido propio y qué probabilidades tendrías de vender el coche?

La respuestas a estas preguntas son la clave para comunicar hoy en día.

Etiquetas: , ,