7 noviembre, 2016 check2me

¿Cuál es la mejor extensión para un post?

 

Hoy en día, definir la estrategia de contenidos no sólo pasa por planificar cuándo tienes que publicar o a qué buyer persona vas dirigido para acotar el mensaje, sino también cómo decirlo. Sin embargo, y a pesar de tener todo esto bien planificado, siempre surge la misma pregunta a la hora de desarrollar el contenido ¿cuál es la mejor extensión para un post?

Piensa como una mujer, redacta un post no tan corto cómo una minifalda por la que vayan a pensar mal de ti, ni tan larga como una mujer aburrida, si no el tamaño justo para la ocasión que se haga interesante. Si este motivo no te parece suficiente, los motivos por los que tu extensión siempre tiene que ser mayor al que imaginas son los siguientes:

El quid de la cuestión

Este ha sido y sigue siendo uno de los interrogantes clave que se plantean durante el desarrollo de una estrategia del contenido, ya que se da por hecho que en internet reina el déficit de atención y que es extremadamente fácil, para tus visitas, hacer zapping y cambiar a una página totalmente diferente a un solo clic de ratón si el contenido no “engancha” desde los primeros segundos. Si la televisión es espectáculo, internet es astucia y curiosidad insaciable. Precisamente para saciar tanta curiosidad, aquí tanto el tamaño, como la calidad importan.

El contenido para los que se quieren quedar.

Cierto es, que no es lo mismo leer una novela que un post en un blog. Seguramente como lector de novelas, no siempre has acertado con el título de la obra, bien por haber sido mal aconsejado o porque te ha fallado tu intuición y al caer en un mal libro, siempre tienes dos opciones: o resignarte y seguir leyendo a ver si “te animas” el discurrir de los hechos o, simplemente, dejarla.

En internet la interactividad es lo que impera. Y esta interactividad, sumada a las múltiples tentaciones de distracción en un mismo terminal, hace que en los escasos primeros segundos de lectura, si esta no resulta complaciente, el lector pueda cambiar de tercio e irse a otras páginas. Por este motivo la tasa de rebote es el mejor indicador de que tu contenido atrae, a menor porcentaje, más tiempo han estado leyendo tu contenido.

“Lo bueno, si breve…”, no siempre funciona.

Si bien has publicado contenido con algún plug in de SEO, te recomendamos Yoast, verás que te recomiendan que los posts tengan un mínimo 600 o 700 palabras, qué es una longitud que se estableció como un tiempo mínimo de lectura para captar la atención de un lector.

Un reciente estudio publicado en Data Lab demuestra que el teorema de las setecientas palabras no tiene razón para perdurar. El estudio, cuyo objetivo era evaluar el tiempo medio que se pasaban los internautas en la lectura de posts, concluyó que la mayoría de internautas suelen pasarse siete minutos de media en el artículo.

7-minutos-de-lectura-para-un-post

7-minutos-de-lectura-para-un-post

Es decir para ofrecer exactamente que quiere tu lector, mantener su interés, y por supuesto conseguir su engagement, si nos fijamos en este dato, el contenido óptimo de un post debe de, al menos ,duplicar el mínimo óptimo que sugieren los plugin de SEO y otros estudios SEO, subiendo de 600 palabras, al menos a 1.500 palabras por post.

El cénit de los siete minutos

Este estudio irrumpe rompiendo esquemas ya que eran 3 minutos lo que se creía que pasaban los internautas en los artículos antes de irse a otro sitio y no siete, como se demuestra en este estudio científico. Claro está que una cosa es el tiempo que se pasa en una página y otra cosa el tiempo efectivo de lectura, factor que se tuvo en cuenta en dicho estudio.

Es extremadamente difícil demostrar la teoría de los tres minutos en posts de tan reducido tamaño porque es muy fácil saltar de un post tan breve a otro, generalmente en la misma página, mientras que un post de más envergadura suele permanecer en la misma página y por lo tanto es más fácilmente medible.

En todo caso, son siete los minutos que pasan la mayoría de internautas en la lectura, factor que hace que el desarrollo de contenido y por supuesto tu estrategia de contenidos, deben plantearse algunos factores, que seguramente no tenías en cuenta. Conociendo este dato, más si cabe, debes de poner más énfasis en un contenido de calidad, perdurable en el tiempo, lo que se conoce como contenido verde, que no caduca como puede pasar con una noticia.

El contenido, cuanto más profundo, más optimizado

Así pues, el contenido debe desarrollarse en toda su extensión y profundidad. El lector ya no busca flashes, busca profundización.

Otro estudio demuestra que los blogs que versan sobre negocios priorizan artículos de unas 1.500 palabras, profundos, explicativos o divulgativos, y Google está para atestiguar esta preferencia de consumo en sus rankings de posicionamiento. Se prefiere lo interesante a lo anecdótico, el análisis a la noticia. Este mismo estudio establece que los artículos de 3.000 palabras obtienen más comentarios y se comparten más que los de 300.

Bien es cierto que tal y como bien sabes tienes que conocer a tu lector, y por supuesto tu sector. Si, contenido profundo y analítico, pero no pesado. ¿Como acertar? Por supuesto tu tasa de rebote es un buen indicador, pero también hay otro indicador mucho más certero todavía, conoce la opinión de tus lectores. No, evidentemente no vas a preguntar dentro del post ¿Oye te parece interesante mi post?, pero si pregunta a quienes tengas a mano, envíaselo en un mail, en Word, no el enlace, haz que se sientan importantes debido a que su opinión para ti es importante y seguro que irás dando con la tecla de la profundidad de esos posts.

En alguna ocasión ya te lo hemos contado, no se trata de que des tesinas para tu sector, si no ponerte en los zapatos de tu lector y desde la empatía dar todos las perspectivas posibles para hacer que tu contenido además de profundo sea interesante.

Claves para decidir la amplitud de un post

Una vez asumidas las conclusiones, se proponen algunas claves para definir la longitud del post:

– Crear títulos con engagement de seis palabras: la razón es porque cuando se escanea el contenido, el navegante se fija en las tres primeras palabras del titular y en sus tres últimas. Por tanto, crear titulares de seis palabras, aunque sea una tarea difícil, es sinónimo de asegurar su lectura.

– Construir párrafos para agilizar la lectura de entre 40 y 55 caracteres por línea, que es lo mismo que crear una columna de 250-350 píxeles de ancho (medida supeditada al tamaño de la fuente y su tipo).

– Redactar posts “a lo ancho” pero dotados de contenido de calidad: hay que recordar que, si no se tiene mucho que decir o lo que se tiene que decir se puede hacer con pocas palabras, no es viable decantarse por las dos mil palabras. No hay nada peor que el lector note información de relleno. No hay que forzar la máquina cuando no se tiene combustible.

¿Quieres más motivos de por qué tus post deben de aumentar el tiempo de lectura?

  1. Palabras clave, a mayor longitud del contenido, además te permite trabajar con mayor naturalidad las palabras clave e incluso el long tail. De esta forma tus lectores te lo agradecerán enormemente, porque valorarán que estás escribiendo para ellos y no para Google.
  1. Engagement, a mayor tiempo de lectura, mayor interés en tu contenido por tanto será más fácil que cuándo alguien esté interesado en tu contenido sea más propenso a compartir en sus redes sociales, o incluso a comentar su propia opinión, enriqueciendo además del contenido, atrayendo un tráfico de mayor calidad.
  1. Calidad en Redes Sociales, tal y cómo te explicamos en ¿Qué es SEO Social?, un post con una buena extensión es más fácil extraer contenido de calidad y por tanto enlaces de calidad para tu audiencia, de esta manera tu posicionamiento y autoridad del sitio aumentará considerablemente.
Etiquetas: , , ,