9 diciembre, 2014 check2me

Facebook, por fin, nos separa

Facebook ya ha lanzado Rooms, una aplicación que, en sí misma, es uno de los movimientos más inteligentes de la compañía desde su fundación. ¿Por qué nos atrevemos a decir esto? No se nos olvide que Facebook es una empresa privada que se debe a sus accionistas, pero a la vez es también una empresa digital que se debe a sus usuarios. El usuario es el centro de su actividad social y su máxima premisa es que las personas están por delante de las cosas.

¿Cómo rentabilizar tantos usuarios? Después de gritar a los cuatro vientos “Ya somos mil millones de personas en Facebook” ahora Zuckerberg y los suyos quieren gritar: “nuestros usuarios han creado más de cien mil millones de Rooms”. Pero, ¿por qué este giro? Fácil, te hacemos una comparativa: Facebook y MSN. En Messenger el usuario no era el centro, sino que lo eran la tecnología y su rentabilidad a través de la publicidad pero, ¿qué pasó?: millones de spammers, publicidad premium compartiendo espacio con publicidad de bajo coste o usuarios que no eran tales sino bots. La experiencia del usuario desapareció y el asunto se desmadró de tal manera que el chiringuito cerró.

Facebook_Rooms

¿Qué está ocurriendo con Facebook? Que si haces un concurso – y a nosotros nos ha pasado- hay infinidad de usuarios falsos porque la gente, al final, quiere resultados a toda costa y hace trampas. También sucede que la publicidad premium está conviviendo con la low cost a pesar de que se están poniendo buenos filtros contra pornografía y demás productos alegales e incómodos. Estas técnicas sí dan un buen

fajo de billetes a fin de mes a sus accionistas, pero no satisfacen los deseos de los usuarios que, se cabrean y se pasan a Twitter donde no hay tanta publicidad. Todo empieza a tambalearse para Facebook.

Jugada maestra: crear Rooms. Pongamos soluciones antes de que se carguen el negocio de los mil millones de usuarios. Que ellos mismos se auto-ordenen, se filtren y validen… BRILLANTE! Rooms, Whatsapp o como los quieras llamar, en ellos se crean temáticas donde el usuario aporta su experiencia a través de aplicaciones, se generan contenidos creados por él mismo (UGC), de valor para otros, se auto-ordenan, ponen nuevamente el contenido como valor por encima de la tecnología y la herramienta…

Así que, ya tenemos usuarios agrupados por intereses. Ahora fíjate en LinkedIin, el orden parece el mismo, pero, ¿de dónde salen los ingresos? Pues volvemos al marketing de contenidos, ya que contenido y usuarios aceptan única y exclusivamente contenido de una marca con auténtico valor complementario para ellos. Así que, el marketing de contenidos se convierte nuevamente en la acción de generar valor complementario para ellos, por encima de la publicidad no contextual. Esta generación de contenido y experiencia de usuario que aporta valor les complementa y, a su vez, no les genera ruido en sus conversaciones privadas sobre temáticas concretas como por ejemplo un grupo de surfistas que charle acerca de practicar este deporte en la playa de los locos en Santander y no en Planeta Surf.

Etiquetas: , , ,