14 mayo, 2015 check2me

Mucho contenido, sí, ¿y los clientes?

Hemos hablado, habrás leído, estarás harto de oir que el contenido es el rey, las redes sociales el reino y tú con tu producto eres el caballero que tiene que conquistarlo. Bien, así es, pero, realmente, ¿dónde están los clientes?: ¡¡en todos lados!!! ¿ Piensas que es una tontería? sigue leyendo, entenderás de qué estamos hablando.

Pon un comercio, una tienda, unos grandes almacenes o un centro comercial. Según tu presupuesto decide qué vas a montar. Primero: ¿Qué harías?, ¿qué producto y cómo lo vas a mostrar? puedes hacerlo todo tú solito o llamar a algunos o a muchos para que te ayuden con la decoración, expositores y demás tinglado para que los clientes acaben comprando según tus objetivos y expectativas de negocio.

Segundo punto a tener en cuenta: ¿de qué te vale gastarte todos tus ahorros en tu tienda, si no te van a llegar clientes? Clientes sí, hemos dicho clientes… pero, ¿alguno te ha comprado ya? ¡¡Nooo!! si todavía ni siquiera has abierto la tienda y ya estás hablando de clientes. Si es una tiendita especializada, ¿como te darás a conocer para que lleguen de todas partes justo a comprar esa miel de romero recolectada a mano en el valle menor del Jerte? O bien, ¿cuáles y cómo son esos accesos al centro comercial o qué tipo de gente pasa por delante de tu escaparate.

Ya has abierto la tienda y te das cuenta de que quieres que vuelvan una vez realizada la compra. Les das una tarjeta, buzoneas por tu zona de influencia… Según tu presupuesto y creatividad harás más o menos ruido con las mejores armas posibles y así poquito a poco irás creciendo, porque una gente salió contenta y fue recomendado a otra. Luego llegaron las rebajas y tenías que traer más gente para que tu reducción de márgenes se cubriera con más ventas y así la rueda fue avanzando hasta llegar a lo que consideramos clientes: toda persona que tiene interés en comprarte, no quién te ha comprado. ¿Y los que han hablado de ti o llos que han recomendado con la tarjeta que les diste en caja o el folleto del buzón?, esos que son,  ¿clientes, o prescriptores?

“Si pensamos qué es un cliente potencial en un negocio físico
podemos trasladarlo al mundo digital”

 

¿Estamos locos o qué?, ¿nos hemos olvidado de internet? ¡¡¡Jamás!!! el producto que preparaste para vender en tu tienda tienes que vestirlo de contenido, publicitario, editorial, gráfico, redacción pero, sobre todo, habla, habla y habla de él. No de tí, de él y de sus beneficios ¿para qué? PARA QUE HABLEN DE TI!!!! que ¿por qué? porque los de las tarjetitas, los que fueron a la tienda solo a mirar, los que compraron, los que te recomendaron… hoy tienen la posibilidad y tú la suerte de multiplicar por miles las personas que pueden alcanzar con sus recomendaciones, con sus comentarios, con todas las posibilidades que pongas en su mano.

Ahora los llamamos prosumidores. Son esos clientes que no compran pero se hacen unos verdaderos expertos y embajadores de tu marca, que se forran a base de recomendarte y de traerte más y más gente cada día.

Y entonces todas esas palabrejas como engagement, retuit, SEO, alcance social, brand content, etc…¿para qué? pues como el pan ya no es pan, ahora es pan de semillas, integral, chapata, de leña, bread y el vino no es vino es Ribera del Duero, espumoso, Rioja, reserva, ecológico… tenemos que ir poniendo nombre a cada cosa. Pero esto lo dejaremos para los siguientes posts, así que por favor no nos pierdas de vista.

Si pensamos en qué es un cliente potencial y real en un comercio físico podemos trasladarlo al mundo digital. Aunque la conversación y la relación sean muy diferentes, los conceptos son los mismos, sólo que el contenido desborda las posibilidades que había en el mundo físico y se amplía con todas las expectativas que jamás imaginaste para conseguir tus objetivos: atraer gente a tu tienda para que aumente la posibilidad de venta.

Etiquetas: , ,