29 septiembre, 2015 check2me

Organiza tus Call to Action como un equipo de baloncesto

En la presencia online es fundamental tener call to action.  ¿Cuáles son tus objetivos? Si es vender al final todos son vender, pero ¿por qué decimos que son un equipo de baloncesto?: porque la gloria siempre se la lleva una estrella -en internet es la compra o el registro, según donde tengas el punto de conversión y el proceso de venta- pero la estrella no sería nada si no hubiera un equipo detrás.

El ejemplo de un equipo de baloncesto es por el dinamismo que requiere y porque son cinco en el parquet:

Redes Sociales, Blog, Newsletter, Apps y conversión. En el equipo la estrella es la conversión, es el Pau Gasol, Michael Jordan o Sergio Llull del equipo, pero sin todo lo demás no existe conversión. Cada uno tiene un rol muy claro, todos juntos corren, rebotean, asisten, comparten, encestan, miran y cambian las tácticas según transcurren los minutos del partido, el resultado, y la estrategia del contrincante. Todo a una velocidad vertiginosa, como el hecho de estar en internet. Sin miedo a fallar un tiro, porque hay que estar buscando oportunidades constantemente para el siguiente.

Analizar el mercado, qué quiere el cliente, qué valor le ofreces, qué acciones vas a hacer para que la estrella del equipo, la conversión , se lleve los flashes. Para ello tienes que medir, medir y medir, prueba – error, buscando nuevas oportunidades y estar pendiente a la siguiente oportunidad, es la base de la presencia digital. Olvídate de cargar toooooda la artillería en un tiro, aquí no hay un disparo y ganas por uno cero, en internet, son 180 tiros para un marcador de 125 puntos o 75 puntos si no has tenido buenas oportunidades de tiros claros. Eso es que no has protegido bien a la estrella, no has resuelto que pueda pasear por la cancha tranquilamente. Ten muy claro cuál es tu conversión.

Por cierto, los call to action no son un pop up que bloquea la navegación para decir que te registres, eso es publicidad de la de toda la vida que invade nuestro día a día sin aportar valor. Eso es jugar para una estrella sin que el equipo funcione. Aporta valor en todos los canales, principalmente los propios, para que todo tenga la máxima coherencia posible, para que cuando llegues a la final todo tu juego no dependa solo de un único jugador.

Suerte en el próximo partido, la necesitarás si no has cuidado a tu equipo.

Etiquetas: , , , , ,