6 agosto, 2015 check2me

Tu contenido es tu verdad

Escuchábamos una entrevista a Risto Mejide en la que decía que la publicidad nunca engaña y es cierto, si no te gusta conducir no piensas en BMW, si no te gusta viajar no piensas en Iberia o en Nueva York como destino y si no te gusta la ropa no piensas en unas Converse Chuck Taylor. Efectivamente, la publicidad nunca puede engañar y para eso está, además, http://autocontrol.es que vela porque no se engañe al consumidor.

Y ahora, ¿el contenido miente? La cantidad ingente de contenido que hay que generar para que confíen en tu marca, porque la publicidad convence, pero el Marketing de contenidos es confiable, porque es tu verdad, es tu valor, debes pensar en tí como consumidor de tu marca, tienes que ser honesto, confiable a fin de cuentas.

Y eso ¿cómo se consigue? conociendo tus valores, pero sobre todo conociendo a tu audiencia, pensando en la experiencia de usuario, cómo tratas a tus clientes, cómo interactúas con ellos, como hablan de tí, qué tienes que mejorar para ser confiable, cuánto tiene de verdad tu contenido, si la respuesta no es 100%, háztelo mirar.

Los coches, que es la industria que probablemente sepa más de marketing, ya no hablan de potencia, de velocidad, ni de medio ambiente, hablan de experiencias, hablan de sensaciones, de silencio dentro el coche, de familia, nadie va a comprobar si un coche es seguro teniendo un accidente, o si consume 4,5 o 4,6 litros, para eso están los periodistas e influencers de motor que saben mucho de estas cosas, que son incluso capaces de cambiar una tendencia, como vimos en el caso de Volkswagen. Lo que sí es cierto es que cuando un grupo de amigos se sienta en una mesa, todos, la mayoría, sacan la cartera y la llave del coche, porque pueden hablar de sus sensaciones al volante, pueden hablar de sus emociones por haber comprado un coche, porque les inspira todo aquello que esperaban y que les contó la marca. Eso es contenido, esa es su verdad, porque si no lo fuera, nadie querría comprar un coche como primer deseo cuando las cosas le van bien.

Si nos vamos al otro extremo, tenemos a los políticos. Sin entrar en valoraciones, ¿cuántos están en entredicho por manejar mal sus redes sociales? Ahí, en la palestra social, es realmente como eres.

En conclusión: Cuenta realmente qué eres, cómo eres, cuáles son tus defectos, cómo haces para mejorar y cuál es la experiencia deseable para tus consumidores. Conóceles, escúchales, y no sientes doctrina de tus bondades, interactúa con ellos.

Etiquetas: , ,