25 enero, 2017 check2me

6 falsos mitos sobre Facebook que tienes que conocer

 

El marketing de contenidos se ha convertido en una de las principales estrategias de las compañías. No hay empresa que se precie que no desarrolle sus propios contenidos para redes sociales, como Facebook Twitter. Este no es otra cosa que la creación y distribución a través de Internet de contenidos relevantes con el objetivo de atraer y también retener a los posibles clientes potenciales. 

Las redes sociales son uno de los principales aliados del marketing de contenidos. Estas permiten a las empresas tener visibilidad. A través de sus perfiles pueden publicar todo tipo de contenidos, también pueden interactuar y estar en contacto con sus clientes y valorar qué es lo que estos necesitan o prefieren. Pero no solo eso: redes como Facebook dan también a las empresas la oportunidad de convertir sus publicaciones en virales. Gracias al funcionamiento del social media, lo publicado puede tener una repercusión que vaya más allá de los seguidores del perfil de una compañía o página de empresa. Si se propone un contenido verdaderamente valioso, este será compartido por los propios usuarios en sus muros, causando así que su repercusión se multiplique.

Facebook es una de las herramientas fundamentales del marketing de contenidos. Este permite ya generar contenido nativo en Facebook, además de compartir artículos, imágenes, textos o vídeos con los seguidores de la página. A ello se une el hecho de que da la posibilidad de que los usuarios interactúen a través de sus likes y comentarios o, incluso, compartiendo la publicación en su propio muro.

Pero, a pesar de todo, no es raro escuchar voces en contra de la publicación de contenidos en Facebook. La principal razón que suelen argüir es que en esta red social, debido a su algoritmo, los contenidos no alcanzarán una gran repercusión. Pero esto no es del todo cierto, al igual que otras creencias sobre la red social de Mark Zuckerberg. Basta con detenerse un poco para desmontar los falsos mitos que existen sobre Facebook.

1. Facebook tiene poco alcance para las páginas de empresas

Esta es una de las principales razones que suelen dar los detractores de Facebook para cargar contra la red social. Basan su razonamiento en que la red social no da relevancia a los contenidos publicados por las empresas porque quiere que estas paguen para tener visibilidad.

Sin embargo, esto no es del todo cierto. Facebook ha modificado su algoritmo en más de una ocasión con el objetivo de que los usuarios vean en su News Feed aquello que prefieren, es decir, publicaciones con las que interactúan con frecuencia, imágenes de usuarios a los que más comentan, etc. Esto se traduce en que los usuarios ven primero las publicaciones de sus familiares y amigos y más adelante las de las empresas y páginas que les interesan.

Pero esto es algo que puede paliarse. Si se crean contenidos atractivos, los usuarios interactuarán y las publicaciones tendrán visibilidad en el News Feed. Para ello, es importante conocer a los seguidores y hacer publicaciones que vayan a tener una repercusión considerable.

Además, Facebook sigue siendo la red social que genera más tráfico a las páginas webs de las empresas, por lo que su alcance no es bajo.

2. Necesitas publicar muchas veces al día

Otro de los mitos en torno a Facebook es que se necesita publicar muchas veces al día. Esto no es del todo cierto. Con el nuevo algoritmo no es necesario bombardear con publicaciones. Es preferible hacer menos, una al día, dos, si es contenido nativo, pero que tengan mayor éxito. Como se señalaba anteriormente, para tener visibilidad en la red social es esencial que los usuarios interactúen, por lo que funcionará mejor una publicación de calidad que varias con poca interacción.

3. Existen horarios más efectivos de publicación

Lo de las horas más eficaces para compartir contenidos es otro de los mitos de Facebook. Es habitual escuchar que hay determinadas franjas horarias que garantizan que las publicaciones tengan mayor visibilidad. El medio día o la última hora de la tarde son señalados con frecuencia como horarios óptimos, pero lo cierto es que esto no es verdad.

El mejor horario para compartir contenidos depende del sector de la empresa y de su publico objetivo. Así, para saber qué horas son las ideales para publicar es necesario analizar cada perfil concreto de una empresa. Para ello se pueden consultar las estadísticas de la página o estudiar los resultados en diferentes horarios. Siendo Facebook la Red Social con el horario más amplio a la hora de publica contenido.

4. Facebook es una herramienta de ocio, no de negocio

Entre las falsas creencias que hay sobre Facebook se encuentra aquella que dice que la red social es exclusivamente una herramienta para el ocio. Pero hay que tener en cuenta que es una de las redes sociales con mayor número de usuarios, por lo que nuestros clientes potenciales siempre pueden estar presentes en ella. En consecuencia, es posible hacer negocios en Facebook. De hecho ya te explicamos en este post como es posible generar 300 leads muy cualificados en dos meses

Por esta razón es esencial crear contenido específico para ellos. Lo ideal es combinar publicaciones que aporten valor con otras más comerciales, así se redirigirá el mensaje hacia el negocio.

5. La automatización de las publicaciones es el enemigo

Existen herramientas como Hootsuite o Social Sprout que permiten automatizar las publicaciones de Facebook. Sobre estas se dice que son penalizadas por la red social, que les da un menor alcance. Pero esto tampoco es verdad.

Solo las publicaciones totalmente automatizadas tienen menos alcance, pero aquellas hechas por una persona a través de una aplicación pueden tener la misma visibilidad que el resto de publicaciones de Facebook. Lo importante a la hora de programar publicaciones es hacer una revisión posterior de su alcance para poder hacer mejoras.

6. Facebook necesita mucho trabajo e inversión

Para publicar en Facebook y tener éxito es cierto que es necesario publicar contenido de calidad y estudiar las reacciones de los usuarios. Pero esto no tiene por qué traducirse en una gran dedicación de tiempo a la red social. Una buena organización y un trabajo planificado hacen que la labor no nos lleve tanto tiempo.

En lo que respecta a la inversión, tampoco es verdad. Facebook da buena parte de sus servicios de forma gratuita. El gasto viene por la parte de la estrategia de marketing de contenidos y esta es una de las más económicas en la actualidad. Una buena organización de la misma hará necesaria la menor inversión posible.

 

Etiquetas: , ,